El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha convocado a los tres partidos de la oposición, menos a la extrema derecha de VOX, para analizar la situación política tras las elecciones generantes celebradas el pasado domingo 28 de abril. Las reuniones serán en la Moncloa, con los líderes de los principales partidos de la oposición, Pablo Casado del PP, Albert Rivera de Ciudadanos y Pablo Iglesias de Unidas Podemos.

“Vox no es una fuerza para iniciar conversaciones para entendimiento institucional”

Fuentes de la Moncloa han señalado que Sánchez las reuniones se celebrarán el próximo lunes 6 y el martes 7. Siguiendo un orden protocolario, Sánchez se verá primero con Casado el lunes a las 13 horas y, al día siguiente, recibirá a Albert Rivera a las 11:00 horas y a Pablo Iglesias a las 17:00 horas.

Sánchez no tiene previsto reunirse con el líder de la formación de ultraderecha, José Abascal. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, señalo en la manifestación del 1 de mayo, que Vox no es “una fuerza para iniciar conversaciones para entendimiento institucional”.

Desde el PSOE hablaran con todos los grupos políticos para buscar apoyos a la investidura de Sánchez. La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, recordó tras la reunión del Consejo de Ministros que “la vocación del Ejecutivo es gobernar en solitario” apelando a la “geometría variable”, con pactos diferentes.

Tampoco los nacionalistas e independentistas han sido citados en esta primera ronda. El presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, de Esquerra, ha dicho que “el mensaje en las urnas el domingo fue muy claro, diálogo para la solución, y esto lo debería escuchar Sánchez”. “Debería ir a (la cárcel) de Soto del Real a hablar con (Oriol) Junqueras no solo porque representa a Esquerra, sino porque representa la fuerza ganadora, representa el diálogo, la voluntad de encontrar la solución con un referéndum”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre