La hoja de ruta que ha presentado Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados conjuga perfectamente las políticas progresistas de búsqueda de la justicia social con la responsabilidad de Estado.

Los objetivos del Ejecutivo que encabezaría el líder del PSOE si logra el apoyo de la mayoría de la Cámara estarían enmarcado en una serie de propuestas de leyes y pactos de Estado que avanzan hacia la justicia social, lo que supone un claro guiño hacia Unidas Podemos.

Sánchez ha hecho mucho hincapié en la lucha por la igualdad y en que España sea el referente mundial del feminismo

En lo referente al mercado laboral, Sánchez ha propuesto la creación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que se adapte a la realidad del siglo XXI, una reforma basada en el diálogo social entre patronal y sindicatos. En otro orden, el presidente en funciones ha propuesto medidas en referencia a la incorporación de los jóvenes al mercado laboral (Estatuto del becario, por ejemplo) y al retorno de los exiliados económicos de la crisis. También ha incluido en su programa de gobierno una ley de igualdad en el mercado de trabajo, la transformación de las políticas de empleo para luchar contra la precariedad y, sobre todo, un plan integral del sector de los autónomos para que tengan una protección similar a los trabajadores por cuenta ajena. En otro orden, ha ofrecido la creación de un pacto social para la racionalización de los horarios para que potenciar la conciliación.

No queremos manadas ni lobos solitarios en las calles

Sánchez, en su presentación le ha dado mucha importancia a la educación, la investigación, el desarrollo, como elemento fundamental para la adaptación de la sociedad a los nuevos tiempos. Para ello ha presentado un plan para fortalecer la educación pública en todos los niveles, dando a los ayuntamientos la capacidad de poder invertir su superávit en el fortalecimiento de la educación desde los 0 años.

Respecto a la lucha contra el cambio climático, Sánchez ha sido tajante al vincular el crecimiento de España con el respeto al medio ambiente, dado que «hay enormes oportunidades de creación de empleo y eliminar la dependencia energética», ha dicho el presidente en funciones. En medio de la polémica por las medidas regresivas adoptadas por las tres derechas para dar un paso atrás en los avances contra la contaminación, Sánchez ha sido claro: «Nadie va a parar Madrid Central».

Sánchez ha hecho mucho hincapié en la lucha por la igualdad y en que España sea el referente mundial del feminismo. En primer lugar ha vuelto a hacer referencia a las más de 1.000 mujeres asesinadas desde el año 2.003 y ha inferido que el terrorismo machista no es el único tipo de violencia contra las mujeres sino que hay muchos como, por ejemplo, la violencia sexual. Para ello ha enfatizado que no puede haber «relación sexual sin consentimiento expreso de la mujer. El silencio no es una afirmación. No queremos manadas ni lobos solitarios en las calles«, ha dicho tras anunciar la modificación de la tipificación de los delitos sexuales.

Nadie va a parar Madrid Central

Por otro lado, también ha anunciado medidas contra la regresión que se está produciendo con el incremento de los delitos de odio y, para ello, ha propuesto un Plan de Acción contra este tipo de conductas delictivas.

La justicia social es otro de los ejes sobre los que se asenta el programa de gobierno propuesto por Sánchez porque es «una necesidad para el progreso». Para ello ha propuesto la creación de una serie de mecanismos para que la redistribución justa de la riqueza se produzca desde el mismo momento de su creación. Para ello, además, abrirá el debate sobre la implementación del ingreso mínimo vital.

El Gobierno espera dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica y al mandato de esta cámara porque un país no puede tener un mausoleo dedicado a un dictador

Además, ha anunciado la potenciación de la ley de dependencia a través de la consolidación de una nueva ley de servicios sociales o el impulso de leyes sobre vivienda que eviten situaciones de desamparo, exclusión social o que frenen las subidas indiscriminadas de los alquileres.

Respecto a la política territorial Sánchez ha realizado una defensa a ultranza del modelo autonómico porque «ha ayudado a cohesionar España» y ha anunciado una serie de planes estratégicos que eliminen las desigualdades entre los distintos territorios como, por ejemplo, sobre infraestructuras o sobre la despoblación.

En referencia a las políticas migratorias, Sánchez ha sido contundente: «hay que luchar contra la inmigración ilegal con responsabilidad pero también con solidaridad» y, para ello, propondrá, si es investido como presidente, en Europa la reforma del asilo.

En materia de regeneración democrática, ha apostado en su discurso por una reforma integral de las Administraciones de Justicia dotándola de una mayor financiación. Además, anunció que ampliará las protecciones del Estado a los denunciantes de corrupción.

Hay que luchar contra la inmigración ilegal con responsabilidad pero también con solidaridad

También ha anunciado la aplicación integral de la Ley de Memoria Histórica y una reparación total a las víctimas del franquismo «siguiendo las recomendaciones de la ONU», ha dicho.

Para finalizar, Pedro Sánchez ha hecho un llamamiento a Unidas Podemos para que apoyen su proyecto de Gobierno, para «sacar adelante todo lo que nos une para lograr el progreso desde la izquierda y la distribución justa de la riqueza». Igualmente se ha dirigido a los partidos conservadores a quienes les ha pedido que dejen que España avance.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − tres =