martes, 6diciembre, 2022
13.3 C
Seville

Sánchez comienza a gobernar utilizando métodos franquistas

El presidente del Gobierno, tras lograr la unanimidad en el Congreso del PSOE, se ha encontrado con una grave crisis que ha intentado solventar como hacen los líderes autoritarios, con mucho circo y utilizando el dinero del pueblo para sus propios intereses

Manuel Domínguez Moreno
Manuel Domínguez Moreno
Periodista, escritor, sociólogo, politólogo y perito en procesos de paz a nivel nacional e internacional
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Pedro Sánchez se encuentra en una situación límite en la que podría encontrarse en los próximos días sin socios en el gobierno y en el Parlamento. El presidente sabe que el viernes, mientras él estaba en Bruselas, se le levantó el escenario y le provocó una crisis con Podemos que tendrá consecuencias inmediatas, incluso que podría llegar a la retirada del apoyo a los Presupuestos Generales del Estado.

Las injerencias de Nadia Calviño para evitar que se derogue la reforma laboral y la decisión de Meritxell Batet de retirar la condición de diputado al parlamentario canario Alberto Rodríguez han generado un enfrentamiento que, incluso, está provocando que militantes socialistas estén a favor de Unidas Podemos y se enfrenten a los seguidores más sectarios de Pedro Sánchez. La izquierda está muy indignada, mientras que en la derecha están satisfechos con las decisiones adoptadas por la presidenta del Congreso de los Diputados. Esta situación dice mucho de la deriva a la que se llevó al PSOE en el 40 Congreso y de la estrategia a seguir en el medio plazo.

Para frenar esta situación, Pedro Sánchez ha tirado del manual del líder autoritario: aplacar la ira del pueblo con pan pagado con el dinero del pueblo. En este caso, el presidente del Gobierno ha aprovechado un acto de partido, en concreto, el Congreso del PSOE de Extremadura, para realizar anuncios de medidas que se aprobarán en el Consejo de Ministros del próximo martes.

En concreto, Sánchez ha anunciado un Real Decreto-Ley que incluirá 100 millones de euros adicionales para ayudar, frente el incremento del precio de la luz, a los 1,2 millones de hogares vulnerables que existen en el país, ante la llegada del invierno. Por otro lado, para intentar templar los ánimos de Unidas Podemos, también ha asegurado, ante un enfervorizado público, que se aprobará la Ley de Vivienda, una de las medidas estrella prometidas por sus socios de gobierno.

Advertisement

Esos 100 millones de euros son dinero del pueblo y con ese dinero, como hacen los dictadores, se evitan las divergencias y la resistencia, ya sea interior, ya sea exterior.

Las consecuencias del 40 Congreso

El 40 Congreso del PSOE mostró que Sánchez está dispuesto a todo para seguir en el poder, como hacen los líderes totalitarios. Si tiene que tragarse el sapo de alabar a Felipe González, uno de los principales inductores de la moción de censura en el Comité Federal del 1 de octubre de 2016 que terminó con el mandato de Pedro Sánchez, se traga. Si necesita volver a atraerse a quienes le traicionaron en el pasado, los atrae. Si precisa denostar a las personas que, cuando no era nadie, le fueron fieles, los defenestra.

No hay más que recordar cómo Franco mantenía a la disidencia del régimen a raya. En algunos casos los depuró, como ha hecho Sánchez en multitud de ocasiones. Sin embargo, cuando necesitaba a alguien, lo llenaba de prebendas y le perdonaba todo, incluso la corrupción.

Tras el 40 Congreso ha quedado claro que Sánchez ha dado un giro hacia la socialdemocracia del mismo modo que Pablo Casado se movió hacia el centro derecha. Es decir que, en menos de 2 semanas, tanto el PP como el PSOE se han colocado en un punto ideológico tan cercano que no es descabellado pensar que todo se trate de una operación política de alto nivel orientada a la revitalización del bipartidismo y del turnismo. Más o menos como ha ocurrido en Italia con Renzi y Draghi.

La sucesión de hechos así lo demuestra. Convención Nacional del PP, aparece José María Aznar y se ensalza su legado. Congreso Federal del PSOE, aparece Felipe González y tres cuartos de lo mismo. Veinticuatro horas después de finalizar el Congreso, se desbloquea la renovación de los órganos constitucionales que el PP mantenía bloqueados. ¿Casualidad? No, es la puerta que se abre hacia el pasado pero que garantiza a Sánchez una posibilidad de permanencia en el poder y a Casado una oportunidad de poder llegar a la Moncloa.  

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído