Vamos a considerar ese lugar que está a pocos metros de las supuestas murallas defensivas de Sagsyhuaman, la forma que tiene esta masa de diorita, es la que estamos viendo en la imagen.

El rodadero.

A todas luces tuvo una consistencia reblandecida como podemos ver. Y hay muchas más imágenes que no dejan lugar a dudas. ¿Pero porque fue reblandecida toda esta masa de diorita? La forma que tiene toda esa masa no es de ninguna construcción, ¿Entonces porque reblandecerla?

Como sabemos a pocos metros de esta masa de diorita están las piedras de Sagsayhuaman, estas piedras según algunas fuentes son de arenisca y según otras son de andesita. Lo que realmente ocurre es que no saben de qué roca se trata puesto que estas rocas no fueron sacadas de ninguna cantera. Y tampoco fueron traídas por más de 20 mil hombres que extrajeron las piedras de las canteras aledañas y la trasladaron 20 kilómetros hasta la colina de la ciudad del Cusco. Sino que esas piedras fueron fabricadas y además el material para fabricarlas lo sacaron del rodadero, por eso tiene esa forma reblandecida.

Y además hay un lugar en el rodadero llamado el trono del hinca. Se trata de una porción del rodadero donde hay unos cuantos escalones perfectamente definidos, que la ciencia oficial se pregunta cómo pudieron tallarlos en la época de Pachacutec, que no disponían de herramientas de hierro y no conocían ni la rueda ni la escritura. Y como sabemos la diorita es más dura que el acero.

Y pegado a estos escalones y en la misma roca se puede ver la diorita con esa forma reblandecida, ¿Esto qué quiere decir? Bueno se trata de la misma roca, es decir esos escalones fueron generados con esa tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas, (forma de bloques). La misma tecnología con que se hizo el rodadero, para sacar el material.

Pero la roca del rodadero es diorita, y las piedras de Sagsayhuaman son de algo parecido a la arenisca o la andesita, entonces ¿cómo es posible?

La explicación no es muy difícil teniendo en cuenta los datos que estamos viendo. Los verdaderos constructores sacaron del rodadero el material para construir o generar las piedras de Sagsayhuaman, para ello ablandaron esa enorme masa de diorita y la extrajeron llevándola ingrávida hasta el lugar de construcción. Pero cambiaron las propiedades de la diorita para que se adaptase mejor a esas propiedades tecnológicas que les estaban dando a las piedras de esta construcción, de ahí que las piedras de Sagsayhuaman ya no sean de diorita.

Pero ¿Por qué arrojar una tormenta de rayos sobre las piedras de Sagsayhuaman? Debían tener una función muy importante, que con seguridad iba mucho más allá de lo que la ciencia oficial ve; fortalezas defensivas, templos, tumbas, o calendarios para las cosechas. Esa fenomenal tormenta, tal como hemos comentado se arrojo sobre ese lugar cuando alguien tomo una decisión contraria a la que había tomado en un principio que era la de construir. Y la tomo en ese instante trágico para toda la humanidad en que se decidió abortar la construcción de todos estos lugares, en el mismo instante y en todo el planeta.

En todo el complejo de Sagsayhuaman, hay huellas de un excelente sistema de aprovisionamiento de agua, así como un sistema de drenaje del agua de las lluvias, dispuesto de tal manera que preserve al lugar de la fuerza destructiva del agua, sistema encontrado también en Machu Picchu. Como ya se ha comentado todo este tipo de construcciones enigmáticas y maravillosas están siempre relacionadas al agua; o han tenido agua o siguen teniendo agua. 

Este lugar también está en una zona de fuerte sismicidad. En el siglo XV hubo un terremoto que se estima tuvo una fuerza de 7´5 en la escala de Richter y en 1950 hubo otro terremoto que prácticamente destruyo todas las casas de la ciudad que entonces eran de adobe. Actualmente hay un terremoto moderado cada tres años.

Según comentó Gustavo Infantas, jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) de Cusco, una de estas fallas geológicas se ubica en la provincia de Paruro. 

Aquella que concentra mayor preocupación es la ubicada en Tambomachay, agregó Infantas. Asimismo, otra falla geológica se ubica en la carretera Hiram Bingham de Machu Picchu. A ellas se suman la de Urcos y la ubicada en la altura de Pisac.  Hay 53 fallas que se pueden activar en cualquier momento.

Esto nos recuerda a la ciudad perdida de Petra, que está en una zona de fuerte sismicidad. Como iremos viendo algunas de estas construcciones inexplicables y maravillosas están en zonas de fuerte sismicidad.

Pero Sagsayhuaman no son solo estas tres filas de enormes piedras que están una detrás de otra.

Detrás de la última de ellas Hay una construcción hecha con bloques de piedra trabajada, aunque actualmente solo quedan los cimientos. A la principal le llaman el torreón porque tiene forma redonda. Y también hay más construcciones de forma cuadrada o rectangular. Podemos pensar que esto pudieron haberlo hecho en la época de Pachacutec, en 1.438, pero estas construcciones también son Sagsayhuaman; es decir: Los mismos constructores que estaban construyendo este lugar con esa increíble tecnología, también construyeron el torreón y las otras construcciones aledañas. Construcciones que están justo encima de una gran masa de roca.

Veamos que tenemos: Unas supuestas murallas, que desde luego jamás pudieron haber construido en la época de Pachacutec en 1.438, donde hay piedras que pueden llegar a pesar 300 toneladas. Piedras que estaban siendo construidas con una tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas, como ya hemos visto en la ciudad perdida de Petra. Que al igual que Petra fue construido en un lugar de fuerte sismicidad. Que el material para construir esas enormes piedras fue sacado del rodadero, para lo que ablandaron la diorita y se la llevaron ingrávida para dar forma a las piedras y construir  Sagsayhuaman. Piedras que están plagadas de impactos de rayos, algunas de las cuales están partidas. Impactos de rayos que impactaron en las rocas cuando aun tenían una consistencia blanda; es decir mientras se estaban construyendo o generando esas enormes piedras que conforman este lugar.

Luego estamos hablando de una fenomenal tormenta de rayos, que no fue de origen natural y que tuvo lugar hace 12.500 años. Ya que si hubiese sido de origen natural, las rocas de alrededor de Sagsayhuaman también tendrían esos impactos, puesto que están a pocos metros de las piedras de Sagsayhuaman. Y estamos hablando de una enorme masa de roca de diorita, que como sabemos es más dura que el acero. Luego esa fenomenal tormenta de rayos fue generada y dirigida a las piedras de Sagsayhuaman. ¿Pero quién tenía semejante tecnología para hacer eso? ¿Y por qué? Desde luego no en la época de Pachacutec.

Los únicos que tenían semejante tecnología eran los verdaderos constructores, entonces lo único que queda por preguntarnos es ¿Por qué arrojaron una tormenta de rayos sobre ese lugar, antes incluso de terminar esa construcción? ¿Acaso esas piedras de Sagsayhuaman no son simples rocas? Hay que tener en cuenta que estaban siendo construidas con una tecnología que a nosotros nos parece magia, por una civilización muy avanzada.

Y teniendo en cuenta que esto mismo ocurrió en todo el mundo en este tipo de construcciones, podemos pensar sin temor a equivocarnos que paso algo muy grave para que esta civilización que tenía una tecnología que está un millón de años por delante de la nuestra, abortase la construcción en todo el mundo en el mismo instante.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre