López de Guereña, Gran Wyoming y Sabina, en el escenario de la sala Galileo.

Un grupo de amigos, colaboradores y admiradores del cantautor Javier Krahe rinden tributo al maestro cuatro años después de su muerte con el lanzamiento de La sonrisa de Krahe, un combo de audio y vídeo que recoge el concierto que ofrecieron en la sala Galileo Galilei de Madrid un año después de su desaparición, ocurrida el 12 de julio de 2015 en la localidad gaditana de Zahara de los Atunes.

“Según datos de abril de 2018 Amazon cuenta ya con más de 70 marcas propias en diferentes ámbitos”

Allí pasaba Krahe los veranos, y allí coincidía, entre otros, con El Gran Wyoming. “Yo la muerte, no la acepto. Cuando llego a Zahara, que es donde iba a recibir ‘mi catequesis’, me digo ‘Vaya, parece que este año viene en agosto’, y ahí termino con esta historia”, así explica el cantante y presentador televisivo su forma de sobrellevar la ausencia de Krahe, y lo hacía ayer en aquel mismo escenario de la Galileo, junto a Joaquín Sabina y a Javier López de Guereña, el que fuera durante tres décadas guitarrista y amigo personal del padre de “Marieta”.

López de Guereña fue el más pragmático del grupo a la hora de exponer a la prensa las características de este lanzamiento, que amén del directo con colaboraciones de Javier Ruibal, Dani Flaco, Eva Hache, Pepín Tre, Pablo Carbonell, Quico Pi de la Serra, Tomasito o David Broncano, entre muchos otros, incluye también el documental rodado en Cuba Que valga Krahe, que si no…, de Lupe Alfonso, y alguna que otra sorpresa.

Por su parte, Wyoming y Sabina han entrado de lleno en el terreno del anecdotario personal, sin obviar las lágrimas y las risas que se mezclaron aquella mañana de julio en la que arroparon al compañero fallecido. “Como el Cid Campeador, ha cobrado más fama después de muerto”, ha comentado Wyoming en un momento de la presentación, tan hilarante como emocionante. “Es que en España hemos hecho siempre unos entierros magníficos”, le respondía Sabina, a quien en algún momento se le ha llegado a entrecortar la voz al evocar al viejo compañero de aquellas míticas veladas de los primeros ochenta: “Por extraño que les parezca, sin ninguna duda el momento en el que me he sentido con más éxito y más feliz en mi vida fueron los años de La Mandrágora”, aseguraba el jiennense.

Sabina y Los Huérfanos de Krahe, durante una actuación en la presentación del nuevo disco.

Además de comentar el lanzamiento, con una veintena de participantes, López de Guereña ha aprovechado para avanzar que el próximo octubre Krahe será también protagonista de una novedad literaria, un “anecdotario” titulado Ni feo, ni católico, ni sentimental, fruto de una ardua labor de documentación y entrevistas a cargo de Federico de Haro.

Tras la animosa tertulia de presentación, que ha supuesto un espectáculo en sí misma, sin faltar referencias a la actualidad política, los otros dos puntales del universo musical de Krahe, Andreas Prittwitz y Fernando Anguita, se sumaban a López de Guereña en el escenario dando cuerpo al trío Los Huérfanos de Krahe, con el que siguen recordando al cantante y compositor. Juntos, los cinco artistas han ido pasando ante el micrófono para recuperar otras tantas canciones del desaparecido artista y amigo. “La vida perdió, nos dejó, harto consuelo, su memoria. ¡Viva Javier Krahe, viva Madrid!”, fueron las palabras con las que Sabina cerraba una presentación que no estuvo exenta de varios momentos realmente emocionantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 7 =