Tal y como venimos publicando en Diario16, un informe jurídico realizado por el despacho CMS Albiñana & Suárez de Lezo indica que la consejera del Banco Popular no tenía competencia para la convocatoria de una reunión del Consejo de Administración.

Para haber realizado este proceso de sustitución del presidente del banco, Reyes Calderón, según indica el informe y en el caso de que concurrieran las condiciones, que no lo hacían, Reyes Calderón debería haber seguido el procedimiento legal que consistía en:

  1. Un acuerdo del Consejo para poner en marcha el procedimiento.
  2. Una convocatoria de la Comisión de Nombramientos
  3. Un acuerdo en el Consejo respecto de los candidatos a sustituir al presidente del banco. Además, según el informe, es el Consejo quien debía proponer al candidato y no la Comisión de Nombramientos y la selección debía hacerse con el voto favorable de dos tercios de los consejeros
  4. Una vez logrado lo anterior, se nombraría al candidato como consejero y, posteriormente, como presidente ejecutivo por, al menos, dos tercios de votos favorables de Consejo

Como se puede comprobar, ninguno de estos puntos fue cumplido por Reyes Calderón, quien a pesar de los  requerimientos de Ángel Ron sobre la necesidad de discreción y consenso de los consejeros, Reyes Calderón hizo caso omiso de los mismos y continuó con sus planes. La situación generada, junto con el conocimiento por parte de Ron de que la consejera se había entrevistado con algún colega en ejercicio para ofrecerle el cargo y también con otros potenciales candidatos, determinó que el 11 de noviembre se celebrara una inusual y atípica reunión con los consejeros a los que Calderón había ocultado el proceso, así como con el secretario y el presidente. Tras el requerimiento de explicaciones, reconoció haber procedido a contratar letrados para que la asesoraran en sus gestiones a favor del interés de Antonio del Valle.

Tal contratación se hizo en nombre del banco, sin autorización del consejo, ni del presidente, ni del consejero delegado, ni de ningún otro responsable, pero con cargo a la entidad. El reconocimiento se hizo ante varios consejeros que recriminaron duramente su actuación y la advirtieron del carácter ilícito de la misma, así como de su disposición a entablar acciones legales contra ella. Entre ellos estaba Ana Molins, consejera y miembro de la Comisión de Nombramientos, desconocedora absolutamente de todos los hechos que comentó Calderón. Inmediatamente después de la finalización de esta reunión, Ángel Ron recibe una llamada de Antonio del Valle preguntándole que «qué le habían hecho a Reyes Calderón, que estaba muy afectada».

Además, según fuentes jurídicas de probada solvencia, Reyes Calderón fue interrogada por el juez Calama sobre si tenía mandato del Consejo para iniciar el proceso de sustitución de Ángel Ron. Reyes Calderón respondió que ese mandato se le dio en una comida después de una reunión del Consejo. ¿Cómo es posible que alguien pueda pretender hacer creer que se le dan poderes para la sustitución del presidente de un banco en una comida? ¿Había un notario en dicho evento que levantara acta de dicho encargo del Consejo? ¿O sólo estaban presentes los consejeros propicios a la sustitución del presidente?

Las consecuencias del proceso de selección iniciado por Reyes Calderón son conocidas y, además, más de 1,2 millones de personas las están sufriendo.

6 Comentarios

  1. Hola a todos, gracias a diario 16 y a su trabajadores (verguenza para el resto de periodistas, que dicen serlo)….como comentamos dia tras dia, las pruebas son evidentes y ya no se que mas hace falta, se desmonta dia tras dia esta trama, como fueron planeandola y realizandola paso a paso sin importarles dejan pistas, se creian que lo tenia todo bien atado, probablemente no contaban con este diario (o si, porque la verdad se sienten tan intocables e impunes que probablemente se la pele)…..ellos ya saben hasta donde puede llegar su señoria y si traspasa esa linea pues se le quita y en paz (juez ayala, eres de andalucia etc)……se realiza la pantomima de un juicio justo (eres de andalucia , otra vez) y en paz….dentro de equis tiempo no se acuerda de nosotros ni dios, reflexionemos, si en el caso de los ERES se habla de 680 millones de euros y la gente pone el grito en el cielo (por cierto la condenas son irrisorias, estamos hablando de mas de 100.000 millones de pesetas) IMAGINAROS LO QUE SUCEDERIA en el caso de la ESTAFA DEL BANCO POPULAR que problemente sean mas de 60.000 millones de euros, ¿que sucederia?……no nos lo queremos ni imaginar, por lo tanto dada la codicia de estos corruptos personajes de tinte mafioso y con todo tipo de degradantes vicios y encima apollados por un estado corrupto como el español, pues blanco y en botella, a no ser que aparezca un Juez tipo los intocables de Eliot Ness y desmonte este entramado mafioso, que podria ser , no hace falta irse a chile a juzgar momias dictadoras SEÑOR GARZON aqui tiene JALEO de sobra…..en fin animo, hay que seguir luchando contra esta escoria social…un saludo a la gente de bien
    EL POPULAR ES UN BANCO SOLVENTE Y SU FUTURO LO DECIDIRAN SUS ACCIONISTAS, LUIS DE GUINDOS EX MINISTRO DE ECONOMIA Y GANSTER EN ACTIVO……..¿A QUE IGLESIA IRA A REZAR ESTE PAJARO?……PUFFFF

  2. En esta gran estafa TODO,TODO, TODO se hizo mal no hay ni una sola cosa que se hiciera en base a la ley, Sr. Calama tome nota!!!!

  3. Lo hicieron muy bien mientras nosotros estábamos cenando ellos nos estaban robando. Están atentando contra la salud de la gente y esto es muy grave. La justicia tiene que empezar a actuar ya, esto huele a podrido. Los infiltrados tienen que ir a la cárcel ya.

  4. Jurídicamente parece que las cosas se terminan configurado como parece que estaban planificadas desde el principio:
    a) Las responsabilidades penales se dirimiran en la Audiencia Nacional. Probablemente habrá condenas contra algunas personas, pero la posible responsabilidad civil subsidiaria apenas alcanzará para nada.
    b) Las responsabilidades económicas se dirimirán en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Allí es donde está el dinero; y por raro que parecezca, ex- accionistas del Popular y el propio Banco Santander estamos en el mismo bando, porque a ambos nos interesa lo mismo: Que la JUR sea condenada y pague el FUR.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre