Diario16 ha recibido en los últimos días la queja de varias familias que tienen a sus hijos estudiando en Cádiz de que la Residencia de Estudiantes Cádiz Centro está reclamando el cobro a estas familias por la estancia en dicho centro de sus hijos. Sin embargo, estos estudiantes están viviendo en la actualidad en su primera residencia, es decir, en el domicilio familiar, tal y como se indica claramente en el Real Decreto por el que el Gobierno decretó el estado de alarma y sus posteriores ampliaciones.

En concreto, las familias denuncian que, a pesar de que no estar utilizando los servicios de la residencia, la dirección continúa con el cobro de la cuota mensual. En algunos casos, han referido a este medio que esas reclamaciones de pago se están realizando a través de presuntas amenazas.

Diario16 ha contactado con la dirección de la Residencia Centro y, en primer lugar, ha afirmado que la residencia no se ha cerrado. «La residencia permanece abierta, ya que la mayor parte de nuestros alojados son estudiantes universitarios que tienen firmado con nosotros un contrato de arrendamiento vigente hasta el 30 de junio.  Aquí permanecen residentes, tenemos un contrato que cumplir y lo estamos haciendo, tenemos un protocolo para las zonas comunes», afirman.

Sin embargo, las clases en las universidades fueron suspendidas el día 13 de marzo y, en una reunión de los rectores celebrada el día 2 de abril, se decidió que en este curso no se reanudarían la enseñanza presencial, manteniendo la docencia telemática, algo que no precisa de la permanencia de los alumnos en la residencia universitaria.

Por otro lado, los alumnos que, tras la suspensión de las clases, decidieron irse a su primera residencia, es decir, al domicilio familiar, estaban cumpliendo con lo indicado por el Gobierno.

Sin embargo, según indicó la dirección de la residencia a este medio «Hay personas que se han marchado a casa de sus padres, pese a que esta es su residencia habitual durante el curso. Aquí permanecen sus cosas y en ningún momento han resuelto el contrato». Es decir, que ni la suspensión de las clases presenciales ni la preeminencia durante el confinamiento de la primera residencia a la habitual es causa para la cancelación de esos contratos de arrendamiento. Además, precisamente son esos objetos personales los residentes los que, según han indicado a Diario16, están siendo utilizados como medio de coacción para el pago de la cuota mensual. Mientras no paguen, no podrán retirarlos de la habitación, lo que podría implicar la comisión de un presunto delito de apropiación indebida puesto que ninguna persona física o jurídica tiene capacidad de embargar ni retener los bienes de nadie.

Por indicación de las autoridades gubernamentales y por la suspensión de las clases presenciales estos alumnos no están utilizando los servicios de la residencia. La razón de esos contratos en residencias universitarias se fundamenta durante la celebración del curso escolar y las clases presenciales, por tanto, lo ética, moral y legalmente establecido sería la suspensión de dichos contratos y la exención de cualquier tipo de pago, algo que es contrario a la actuación de la Residencia Cádiz Centro que intenta, a través de comportamientos intimidatorios, según indican las familias, de cobrar el 100% de las cantidades por servicios de los que no se están beneficiando los estudiantes como, por ejemplo, la comida.

Sin embargo, la dirección de la residencia acusa a estas familias de «no querer pagar» como sí han hecho otras que, o han cancelado sus contratos o que han aceptado pagos aplazados. ¿Pagar por un servicio que no se está recibiendo? «También hay algunos residentes que sin querer resolver el contrato quieren no abonar nada de las rentas. Eso no puede ser, tenemos responsabilidades que cumplir sobre todo porque esta residencia tiene obligaciones también y que en ningún momento ha dejado de hacer.  Nosotros también tenemos un alquiler que pagar y tenemos trabajadores que cobran sus sueldos, así como muchos suministros industriales que abonar y por los que estamos comprometidos. Es muy fácil dejar de abonar una renta y decir que no hay obligación de pagar la misma».

En serio, ¿se están dando los mismos servicios? ¿Se está comprando a los proveedores las mismas cantidades de, por ejemplo, comida? ¿Están todos los trabajadores de la residencia trabajando las mismas horas? El sentido común dice que no debería ser así. Sin embargo, la dirección de la misma afirma que «nosotros también tenemos un alquiler que pagar y tenemos trabajadores que cobran sus sueldos así como muchos suministros industriales que abonar y por los que estamos comprometido».

Además, acusa a estas familias de «pisotear los derechos de los demás y nos estamos viendo pisoteados por aquellos que sin ningún motivo legítimo han dejado de abonar las rentas». Si las universidades no están dando las clases presenciales, ¿pretenden en la residencia que estos jóvenes estudiantes se queden en Cádiz cuando el Real Decreto del estado de alarma exige que todos y todas las ciudadanas deben quedarse en su primera residencia. ¿Podría considerarse que se trata de una segunda residencia? Sí. ¿Están empadronados los estudiantes en la residencia? No. Entonces, no hace falta decir nada más.

Sin duda, este caso es uno más de los que actúan violentando presuntamente la ley, de los que se aprovechan de la situación de dolor y destrucción de la pandemia, de insolidaridad, de abusos. Incluso podría ser considerado por la Justicia justa como un presunto delito de enriquecimiento ilícito. Además, con su comportamiento, no están usted dando un buen ejemplo de imagen a la ciudad de Cádiz. El Ayuntamiento, los servicios de inspección sanitaria o laboral y las que fuesen exigidas deberían realizar una visita con el fin de conocer dónde podrían, en el caso que así fuese, estar basando su actitud y el derecho a sus reclamaciones y, en caso contrario, a qué obedece su comportamiento beligerante, confuso, coactivo y ruin y en estos momentos humanamente incalificable.

Apúntate a nuestra newsletter

10 Comentarios

  1. No tienen fundamentos legales los de la residencia, el contrato es por el tiempo de duración del curso académico, si por ley ha sido suspendido antes de tiempo…. no hay más que hablar, no ha sido incumplido de manera arbitraria, sino por decreto ley, las familias que no han pagado están obrando a la perfección con la ley, por otro lado me parce mezquina la actitud de la resistencia.

    • Lo siguiente que voy a decir es debido a que la página no me deja subir mi humilde opinión, no es en respuesta al comentario de arriba: Se entiende la postura de la familia, pero también hay que ver la perspectiva de los trabajadores de la residencia. Ellos no han obligado en ningún momento a nadie a irse, de hecho hay residentes aún en ella. El gobierno debería de dar ya esas ayudas que dijeron en un principio que aún no han llegado para que así, trabajos/empresas como la residencia puedan recibir esos pagos para su mantenimiento o a las familias para hacer ese pago, porque bloquear el país económicamente hace que surjan este tipo de conflictos y luego los dañados serán siempre los mismos… Es una pena que se desprestigie esta residencia cuando no debería de ser así, pues siempre ha dado un buen trato a sus resisdentes. Pero claro, todos miramos por nuestros intereses, repito todos.
      Así que seamos un poco más humanos y aprendamos de esta situación porque seguro que se llegará a alguna solución. De hecho, en este caso la residencia no exige el pago al 100% como se dice, han hecho un descuento, indicando además que si la situación se alarga tomarán otras medidas. Pero quejarse y arruinar la vida de otro nos parece más humano y más razonable. Por favor, seamos más comprensivos y pacientes aunque nos pueda esta situación, todos tenemos familia y problemas…por qué aumentarlos?

      • “Lo siguiente que voy a decir es debido a que la página no me deja subir mi humilde opinión”, ¿sugiere Vd. que hay censura? . ¿Por eso manda la opinión por triplicado?. ¿Por eso habla en nombre de los trabajadores?. Se le está viendo el plumero…

  2. Hay que hacer caja porque Cataluña nos reclama más y más dinero. TV3: 4.000 sueldos entre empleados y personal de mantenimiento

  3. Se entiende la postura de la familia, pero también hay que ver la perspectiva de los trabajadores de la residencia. Ellos no han obligado en ningún momento a nadie a irse, de hecho hay residentes aún en ella. El gobierno debería de dar ya esas ayudas que dijeron en un principio que aún no han llegado para que así trabajos/empresas como la residencia puedan recibir esos pagos para su mantenimiento o a las familias para hacer ese pago, porque bloquear el país económicamente hace que surjan este tipo de conflictos y luego los dañados serán siempre los mismos… Es una pena que se desprestigie esta residencia cuando no debería de ser así, pero claro, todos miramos por nuestros intereses, repito todos. Así que seamos un poco mas humanos y aprendamos de esta situación porque seguro que se llegará a alguna solución. De hecho, en este caso la residencia no exige el pago al 100% como se dice, han hecho un descuento, indicando además que si la situación se alarga tomarán otras medidas. Pero quejarse y arruinar la vida de otro nos parece más humano y más razonable. Por favor, seamos más comprensivos y pacientes aunque nos pueda esta situación, todos tenemos familia y problemas…por qué aumentarlos?

  4. Se entiende la postura de la familia, pero también hay que ver la perspectiva de los trabajadores de la residencia. Ellos no han obligado en ningún momento a nadie a irse, de hecho hay residentes aún en ella. El gobierno debería de dar ya esas ayudas que dijeron en un principio que aún no han llegado para que así, trabajos/empresas como la residencia puedan recibir esos pagos para su mantenimiento o a las familias para hacer ese pago, porque bloquear el país económicamente hace que surjan este tipo de conflictos y luego los dañados serán siempre los mismos… Es una pena que se desprestigie esta residencia cuando no debería de ser así, pues siempre ha dado un buen trato a sus resisdentes. Pero claro, todos miramos por nuestros intereses, repito todos.
    Así que seamos un poco más humanos y aprendamos de esta situación porque seguro que se llegará a alguna solución. De hecho, en este caso la residencia no exige el pago al 100% como se dice, han hecho un descuento, indicando además que si la situación se alarga tomarán otras medidas. Pero quejarse y arruinar la vida de otro nos parece más humano y más razonable. Por favor, seamos más comprensivos y pacientes aunque nos pueda esta situación, todos tenemos familia y problemas…por qué aumentarlos?

    • Me parece una publicación muy poco elaborada y populista. Acaso un servicio no tiene gastos? Es culpa de la residencia la pandemia y debe hacerse cargo del problema? Deben pagar a los trabajadores o como no dan servicio pueden dejar de pagarlos o despedirlos? Pueden dejar de cumplir sus compromiso la residencia.

      Y por otro lado, los estudiantes? Están poniendo el mismo ímpetu para devolver las becas de residencia? O son los que deben de ser beneficiados por la pandemia.

      Cómo digo, es una publicación muy populista…y muy poco elaborada, que diría el periódico si la residencia dejará de pagar a los empleados…poco más se puede decir

  5. Flaco favor hace a los hosteleros. La mayoría ha optado por ofrecer facilidades de pago razonables, descuentos proporcionados o para la próxima temporada e incluso la rescisión de contratos y pago solamente de servicios utilizados. Todo ello buscando una fidelización que aquí no parece que se busque. Suerte a los afectados.

  6. Madre mía, a lo que llegan algunos para vengarse si no consiguen no pagar aprovechandose de esta pandemia y haciéndose las victimas de ella sin serlo. Conozco la residencia, ellos hacen contratos de alojamiento temporal de 9 meses, son bastante extrictos en el cumplimiento de los contratos, pero en todos los sentidos dan un buen servicio y cumplen lo que nos prometen. Personalmente pienso que el articulo es una venganza para hacerles daño. No lo veo bien, sobre todo en estos momentos de dificultades. Hay gente que se cree el ombligo del mundo y que solo tiene derechos, pero también hay obligaciones que cumplir aunque nos pese. Es la vida pese a la pandemia que nos ha tocado vivir.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre