La hostelería, por su importancia a nivel estacional en los meses de verano, se mantiene como el sector que más ha aumentado en este mes de junio, lo ha hecho en 6.521 autónomos más respecto al mes anterior. Le sigue el sector del comercio, muy castigado por esta crisis del COVID-19, que suma 5.091 afiliados y la construcción con 3.801 autónomos más.

La otra cara de la moneda la observamos en dos sectores que registran el crecimiento más bajo. La educación, que tradicionalmente registra un menor crecimiento en la época estival, suma 136 autónomos más, igual que la industria manufacturera, que incorpora 584 activos.

Por Comunidades Autónomas cabe destacar el crecimiento en tres autonomías clave en cuanto al sector vacacional y turístico: Andalucía registra una subida de 6.309 autónomos con respecto al mes anterior, seguida de Cataluña que gana 3.875 trabajadores autónomos y la Comunidad Valenciana con 3.085 más.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, “sin duda alguna la estacionalidad está detrás de estos buenos datos. Veremos este espejismo en cuanto a la afiliación a la Seguridad Social del trabajo autónomo durante los próximos dos meses que restan de temporada de verano.

Estas cifras son también el reflejo de la efectividad de la ampliación del periodo en el cese ordinario de actividad, que ha servido para tranquilizar a todos aquellos autónomos y autónomas que tenían en mente abandonar su actividad económica. El cese de actividad ordinario es un buen sistema, al menos hasta septiembre, para que continúen sin temor a tener una excesiva fragilidad económica”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre