Tres expertos de la ONU en derechos humanos han expresado su repudio por la masacre de cinco miembros del pueblo Nasa y han instado al Gobierno a tomar medidas urgentes en cooperación con las autoridades indígenas para proteger a las comunidades autóctonas.

La relatora especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, su colega experta en ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, y el relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst, han condenado este jueves “en los términos más enérgicos” el ataque contra la comunidad Nasa perpetrado el 29 de octubre en el departamento colombiano del Cauca.

La gobernadora Cristina Bautista Taquinas y cuatro integrantes de la Guardia Indígena desarmados murieron el martes a manos de grupos armados ilegales. Otros cinco miembros de la comunidad Nasa resultaron heridos en el ataque, que tuvo lugar en la aldea de La Luz, en el resguardo (tierras comunales indígenas) de Tacueyó.

En una declaración conjunta, los expertos de la ONU expresaron su profundo dolor y solidaridad a las familias de los asesinados y heridos, y al pueblo Nasa.

«Este no es un evento aislado. Las comunidades y pueblos indígenas del Cauca están sufriendo una violencia incesante e inaceptable. La situación está empeorando a pesar de los repetidos llamamientos para abordarla. Instamos al Gobierno a que adopte medidas urgentes, en el marco del cumplimiento de los Acuerdos de Paz, para poner fin a estos mortíferos ataques», señalan los relatores en una declaración conjunta.

Cincuenta y seis personas han sido asesinadas en lo que va de año en territorios indígenas de la zona, según la Asociación de Consejos Indígenas del Norte del Cauca, frente a 46 asesinatos en todo el 2018. Entre los muertos se encuentran miembros de la comunidad, autoridades y miembros de la Guardia Indígena.

Los expertos aseguraron que «las autoridades colombianas, incluida la Fiscalía General de la Nación, deben hacer todo lo necesario para llevar a los asesinos ante la justicia”.

Además, consideran que “el presidente y el Gobierno también deben adoptar las medidas apropiadas para poner fin a la situación insostenible de violaciones de los derechos humanos fundamentales que sufre el pueblo Nasa”.

Garantizar la vida

La vida, la paz y la seguridad de las comunidades indígenas del Cauca deben estar garantizadas por las autoridades colombianas, afirman los expertos en la declaración.

“Como han señalado las autoridades del pueblo Nasa, las medidas necesarias deben ser adoptadas y aplicadas en coordinación con ellas, para asegurar el pleno respeto de sus derechos, autonomía y jurisdicción», concluye la declaración.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre