Los vendedores ambulantes del Rastro, dentro de la Asociación El Rastro Punto Es, con apoyo de la Agrupación de Artesanos AGARTSANA y la  Asociación Independiente de Vendedores del Rastro (ASIVERAS), se rebelan contra el devastación de este histórico mercadillo, y se concentraràn este domingo contra la propuesta remitida desde la Concejalía del Distrito Centro, que “conllevaría el desmantelamiento del histórico Rastro de Madrid”, suprimiendo “grandes zonas del mercadillo, desorganizándolo al proponer una reapertura sin respetar la ubicación original de los titulares de los puestos, ni de las zonas temáticas típicas, que componen la “madre” de todos los mercados, y que lo que le hace peculiar y especial”, han señalado en una comunicado.

“Rechazamos en todo su contenido el proyecto remitido por el ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP y ciudadanos”

Bajo el lema “El histórico Rastro de Madrid en lucha”, se concentrarán a las 12:00 en la Plaza de Cascorro y Ribera de Curtidores.

Desde “El Rastro Punto Es” denuncian que se quiere crear dos modelos para el Rastro, “unas zonas con control de aforo de visitantes para los comerciantes ambulantes y ningún control para los puestos de las tiendas. Creándose así una discriminación añadida hacia los comerciantes del Rastro, al situar los puestos en una especie de gueto”. 

Los comerciantes del Rastro de Madrid “Rechazamos en todo su contenido el proyecto remitido por el ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP y ciudadanos”, remitida el 26 de junio. Denuncian que “no hay voluntad política para respetar este espacio emblemático de la ciudad de Madrid” y por este motivo hemos convocado esta concentración para este domingo.

Su propuesta de apertura del mercadillo, cumplía con las medidas sanitarias y lo más importante, “defendía la totalidad del espacio del Rastro, así como todos y cada uno de los puestos de venta actuales en su ubicación original (aunque se tuvieran que hacer algunos ajustes) si bien para respetar las medidas de seguridad propone reabrir el Rastro con el 50% de los puestos un domingo y al siguiente domingo el otro 50%, hasta que el control de la situación sanitaria permita instalar el 100% de los puestos de venta”.

El Ayuntamiento siembra el Caos en el Rastro de Madrid

¿Qué intereses tiene tanto el partido Popular, como su socio de Gobierno Ciudadanos, para intentar desmantelar el Rastro madrileño?

El concejal del distrito Centro de la capital, propone estas medidas para su reapertura, o lo que es lo mismo, llevar a la ruina económica a los comerciantes y la desaparición de uno de los mercadillos más importantes de Europa.

El Ayuntamiento siembra el Caos en el Rastro de Madrid

Hay que señalar que ya antes de la crisis desatada el pasado 14 de marzo del 2020, con la declaración del estado de alarma debido a la pandemia de la Covid-19, en la zona de Cascorro, La Latina, Ribera de Curtidores y Puerta de Toledo, habían comenzado a proliferar los pisos turísticos. Con la desaparición de los comercios tradiciones y el desmantelamiento del Rastro, ¿se está creando una oportunidad urbanística?

Un Rastro sin callejuelas y dividido en tres zonas acordonadas que abrirían en tres fases con 1 de cada 4 puestos. Sólo habría puestos en calles como mínimo 10 metros de ancho y cada área estaría vallada con zonas de entrada y salida donde se colocarían controles de aforo, una propuesta que hace desaparecer del mapa las pequeñas calles del Rastro y también su epicentro, la plaza de Cascorro.

Abren las discotecas, pero no el Rastro de Madrid

Según el plan remitido por la Junta del Distrito Centro, que preside el popular, José Fernández Sánchez, el pasado 26 de junio, en una primera fase sólo habría Rastro en Ribera de Curtidores, entre Cascorro y la Ronda de Toledo, con puestos únicamente en lateral de la calle salvo el último tramo, donde se encuentran los establecimientos comerciales que también sacan tenderete los domingos.

Con esta propuesta el número de puestos es de en torno a 145, lo que supone un 12 % de todos los que cuentan con licencia, según la asociación El Rastro Punto Es.

En una segunda etapa se sumaría la Plaza de Vara del Rey, con alrededor de 70 puestos y en el siguiente paso el tercer escenario sería la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo con 50 puestos. En total alrededor de 265 puestos de venta, una cuarta parte de los que tienen permiso.

Estos puestos tendrían dos metros de ancho, con una separación de 1,5 metros con el siguiente y también tendrán ese espacio por delante y por detrás.

¿Vamos a permitir que este Ayuntamiento del PP y Ciudadanos haga desaparecer el Rastro de Madrid?

Cada Fase funcionaría autónomamente empezando por la primera, a la que se sumarían la segunda y tercera, llegando a funcionar todas simultáneamente. Una vez que el funcionamiento sea el correcto, se irán habilitando progresivamente otras zonas, hasta la completa reapertura”, señala el Consistorio de la capital.

Este documento mantiene el 12 de julio como fecha posible de reapertura si se cumplen todos los requisitos.

¿Vamos a permitir que este Ayuntamiento del PP y Ciudadanos haga desaparecer el Rastro de Madrid?

Este plan será un desastre para los históricos puestos de Rastro, una pérdida de la identidad de unos de los lugares más emblemáticos de la capital, lugar de miles de relatos, poemas, retratos y lo más importante, con su desaparición, se perderá mucho de la identidad de la ciudad y parte de su patrimonio histórico.

Porque en este mercadillo se rescataba el arte, los libros, objetos históricos que de otra manera se hubieran perdido para siempre y que personas con esfuerzo y cariño, domingo a domingo rescataban.

Todos y todas somos un parte del Rastrosomos gatos y gatas, somos chulapos y chulapas, en definitiva, somos Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. A ver, todo tiene su punto medio en esta vida, es verdad que los rastros son algo histórico en algunas ciudades y a mí me parece bien conservarlos, sin embargo lo que no puede ser, es que se convierta en una zona comanche en la que cada uno hace lo que quiera.
    Yo he vivido ahí 4 años (en 2 de los cuales he pinchado 2 veces alguna rueda del coche, algo que en 20 años de carnet apenas me había pasado) y muchos días es una vergüenza como están las calles de porquería.
    Todo el mundo, incluído el vecindario no solo comerciantes, con la excusa de que es «zona rastro», tiran en la calle todo lo que les sobra en casa cuando les dá la gana: colchones, , trozos de madera, sillas, hay cristales rotos muchas veces por todos y un largo y desagradable, etc, etc.
    Lo que no se puede es vivir en pleno centro de Madrid como si estuviéramos en una zona de chabolas del extraradio. Y esto es seguramente (aunque quizás no lo digan) el verdadero motivo de que los partidos que Si, son realmente progresistas (no solo de boquilla) por el que quieren eliminar esa zona comanche de Madrid.
    En esta vida lo que no se valora y se cuida se pierde amigos, la cosas no son gratis, todo tiene un precio, aunque los morados» pretendan vendernos lo contrario; pensabais que ese territorio es vuestro, que es vuestro derecho estar allí y que es gratis, pues No.

  2. Comentarte que gratis no estamos y que todos pagamos impuestos, y lo que dices que con la excusa de la zona tiran lo que quieren, vete a otros barrios y verás que es mas de lo mismo, el problema que por unos pocos incivicos, pagamos otros. Mira ahora el tema mascarillas en la calle y en el mar, ahí no hay ningún mercadillo y es una vergüenza, se trata de personas. Y el rastro es un mercado que atrae un montón de gente y genera riqueza a los comercios adyacentes, que ahora muchos han tenido que cerrar.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre