El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, iniste en su comparecencia en el juicio porla irregular salida en Bolsa de Bankiaen responsabilizar al Banco de España. De hecho, el ex ministro de Aznar y hoy recluso, que ha mantenido el tono altivo en toda su declaración, hace hincapié en que “las cajas eran perfectamente viables”

El hoy preso, ha insistido en que la fusión de las siete cajas que dio lugar al grupo BFA-Bankiase acometió por petición del Banco de España, que dictó las instrucciones y «no dejó muchas opciones», ya que el SIP era la única manera de cumplir con los requisitos de capital.

Así lo ha indicado durante su comparecencia en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia, que se ha reanudado este martes en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, en la que ha señalado que responderá a las preguntas de la Fiscalía, el Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancaria (FROB) y su abogado.

Rato ha mantenido su tono altivo habitual en toda su declaración

Rato ha explicado que el plan de negocio de Caja Madrid, elaborado en marzo de 2010, no contemplaba la fusión con ninguna entidad, sino que se decidió a raíz del Real Decreto Ley de mayo de 2010, que estableció la creación de sistemas institucionales de protección (SIP) para las entidades que no cumplieran con los requisitos de capital necesarios establecidos por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Según ha indicado, Caja Madrid estaba cerca del límite de requisitos de capital y la legislación aprobada entonces exigía someterse a un proceso de ‘fusión fría’ con otras cajas, ya que las cajas de ahorros no tenían acciones y Caja Madrid no había emitido cuotas participativas (un instrumento similar a las acciones pero sin derechos de voto).

Captar capital

«Sus posibilidades de captar capital eran cero, el consejo de administración de CajaMadrid accedió a cumplir la ley, no era una decisión donde hubiese muchas opciones, y entramos en contacto con alguna caja que estaba en la misma situación que nosotros», ha señalado Rato, quien ha reiterado que este fue «el único motivo» por el que Caja Madrid aceptó entrar en el SIP.

Rato, que ha respondido a las preguntas de la Fiscalía en tono altivo, ha asegurado que el entonces gobernador del Banco de España le llamó por teléfono y le citó en su oficina junto al entonces presidente de Bancaja, José Luis Olivas, para comenzar a negociar una fusión.

«El Banco de España me comunicó oficialmente su opinión de que Caja Madrid y las otras seis cajas (Bancaja, Caja Ávila, Caja Canarias, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja La Rioja) eran fundamentalmente sólidas«, ha subrayado, a lo que la fiscal ha respondido que, según un informe interno de inspectores de Banco de España, Bancaja se encontraba en un procedimiento de inspección del supervisor y su diagnóstico indicaba que contaba con una «escasa generación de recursos para cubrir necesidades de saneamiento e insolvencia».

Cajas  viables

Sin embargo, Rodrigo Rato ha negado que tuviera acceso a dicho informe y ha defendido que la opinión oficial y vinculante del supervisor bancario era la de su comisión ejecutiva, que afirmaba que las cajas eran «perfectamente viables» y que los procesos de reestructuración venían dados si las entidades querían tener acceso al capital necesario para cumplir con los requisitos de la EBA.

«El Banco de España nos indicó claramente los pasos que teníamos que dar; no nos dio muchas opciones«. Rato reitera que el gobernador y el subgobernador del Banco de España incorporaron a Bancaja a la fusión. Preguntado por las cuentas del Banco de Valencia, Rato ha afirmado que no formaba parte del SIP porque «teníamos un 40% de su accionariado, igual que en Iberdrola o Maphre».

Preguntado por los requerimientos del Banco de España, que fueron leídos en los consejos de administración de las siete cajas, Rato se queda con que las dotaciones eran prudentes y el FROB cubría las pérdidas esperadas en los próximos dos años, mientras que la fiscal ha cuestionado la forma en la que se dotaron.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorPedro Sánchez sigue adelante con sus Presupuestos
Artículo siguienteA Arrivabene le cortan los mauricios: ¡fuera de Ferrari!
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre