El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comenzado su declaración institucional acordándose de las víctimas, «Quiero que mis primeras palabras sean en recuerdo de las 843 personas asesinadas por ETA», y ha subrayado que los “protagonistas no pueden ser los asesinos, sino las víctimas”.

“No hay lugar para las justificaciones ni para las excusas. Nada hay que justifique tanto dolor ni tanta impiedad. Los protagonistas no pueden ser los asesinos, sino las víctimas. ETA empezó a ser derrotada cuando la democracia española fue capaz de mirar a los ojos de las víctimas, de acompañarlas. El único relato que vale es el de las víctimas”, ha afirmado el presidente desde el Palacio de la Moncloa.

En una declaración institucional ofrecida en el Palacio de la Moncloa tras el anuncio de disolución, el jefe del Ejecutivo ha dejado claro que el Estado no va a hacer una sola concesión a los terroristas: “No van a obtener nada por anunciar su disolución. Los crímenes de ETA se seguirán investigando y sus delitos se seguirán juzgando. No hubo ni habrá impunidad”.

Mariano Rajoy, que ha comparecido desde el Salón de Tapices, tras la habitual reunión del Consejo de Ministros, garantizó ayer que mantendrá la misma política ante ETA pese a que anuncie su disolución y, por tanto, seguirá aplicando la ley en todo momento, y ha remarcado que “no encontrará ningún resquicio para la impunidad de sus crímenes”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre