Colas para votar en un colegio electoral de Barcelona

Los datos históricos de las elecciones en España muestran claramente que el incremento de la abstención siempre ha favorecido a la derecha y que el aumento de la participación a la izquierda. Los datos de los últimos cinco comicios demuestran cómo cuando el número de ciudadanos que votan se situaba por debajo del 70% favorecía al Partido Popular.  Este hecho se producía porque los votantes conservadores nunca estuvieron por debajo de los 10 millones, mientras que las bajadas de participación coincidían por la desmovilización de los ciudadanos progresistas.

En el año 2.000, cuando José María Aznar logró su mayoría absoluta, la participación fue de 68,7%. Cuatro años más tarde, tras los atentados del 11M, el pueblo español se movilizó y subió al 75,7%, lo que supuso un cambio de gobierno. En 2008, Zapatero fue reelegido con un 73,9%. El Partido Popular logró su mayoría absoluta en 2011 con un 68,9%, hecho que mostró la desmovilización del electorado socialista y que propició que Mariano Rajoy pudiera gobernar con mayoría absoluta. El PP volvió a ganar las elecciones, aunque con un descenso importante de sus resultados en 2015 y 2016 con una participación del 69,7% y del 66,5%.

Con los primeros datos de participación hechos públicos en el día de hoy, se podría estimar que a final de la jornada electoral se superará con claridad el 70% e, incluso, sobrepasar el 80% de los comicios de 1982.

Estas proyecciones podrían indicar que los votantes de izquierda se han movilizado para frenar el ascenso de la extrema derecha y lograr unos resultados que propicien un gobierno puramente progresista. Sin embargo, con la polarización política y la influencia de asuntos como el conflicto catalán las estimaciones basadas en los datos del pasado podrían no ser válidas y provocar que la derecha de la Plaza de Colón alcanzase el poder. Por otro lado, en este incremento también han podido influir los resultados de Andalucía.

El avance de datos de participación de las 18.30 indicarán si la tendencia es alcista o si se van a mantener lo ocurrido en 2016.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. «Vivan las caenas» forma parte de la tradición española. La España negra, que rezuma ignorancia y crueldad, a partes iguales es heredera de la que expulsó a los moriscos y los judíos, los que garantizaban la cultura y la prosperidad en la península, es heredera de la inquisición que aquí duró siglos, es la que nos trajo guerras interminables durante el XIX y dos dictaduras que ocuparon buena parte del XX y que expulsaron a miles y miles de intelectuales. Esa España vuelve si es que nunca se fue. Vuelve con Abascal, Ortega Smith y otros zánganos que no saben nada y lo único que tienen es testosterona. Y con pasión hormonal no se gobierna un país, se le arruina. Y hacia el abismo vamos silbando y cantando.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre