El código binario o sistema binario es un sistema de escritura muy antiguo -existen referencias de él incluso antes de Cristo-. A pesar de ello, es uno de los sistemas de escritura globales que mayor uso tienen en la actualidad y todo es gracias a la tecnología, que depende del mismo para su correcto funcionamiento.

¿Qué es el código binario?

El código binario es un sistema de escritura o entrada de información compuesto por solo 2 resultados posibles. En este caso particular, por unos y ceros.

Aunque muy presente en el imaginario colectivo y llevado al cine muchas veces para ejemplificar mensajes cifrados o información críptica, el código binario tiene utilidad propia dentro de muchos campos en la actualidad, a tal punto de que se pueda afirmar que es el sostén comunicacional de la mayoría de los sistemas y recursos electrónicos y eléctricos que utilizan las sociedades.

¿Dónde se usa actualmente?

Para comprenderlo mejor, es necesario conocer los usos más frecuentes del código binario, muy alejado de un sistema de notación de dos caracteres posibles dentro de una interpretación muy algebraica y arcaica, como lo fue en un principio y hasta su masificación en las comunicaciones cifradas.

Y es que actualmente el código binario y el sistema binario como tal es el más utilizado en la programación y codificación de artefactos eléctricos, desde los más pequeños componentes y microprocesadores hasta para dar las instrucciones en lenguaje máquina a ordenadores, móviles inteligentes, electrodomésticos y aplicaciones de software que estos integran.

Eso es así, y ha sido así desde los inicios de la informática, porque los microprocesadores y demás artefactos informáticos tienen la condición de realizar los cálculos en base a dos decisiones posibles, lo que vendría a ser 1 y 0 del código binario. Conforme la complejidad de estos cálculos avanzó, el sistema sencillamente fue agrupando mayor número de notaciones de código binario a las cadenas de funciones, cálculos e instrucciones dadas a las máquinas, lo que favorece a la complejidad de lo que hoy pueden realizar todo tipo de equipos, pero manteniendo la misma base operativa o el mismo lenguaje.

Lo anterior garantiza eficiencia y la posibilidad de que los protocolos de comunicación entre aparatos muy distintos sea posible -es de sobras conocido, por supuesto, que el código binario forma parte de los protocolos de todas las comunicaciones inalámbricas en las que intervienen aparatos de tecnologías tan distintas-; pero también se usa en la actualidad para el cifrado de la información confidencial y otros sistemas de seguridad informática -a sabiendas de que muy pocas personas tienen las habilidades para detectar este tipo de lenguaje y mucho menos comprenderlo-.

¿Cómo se puede traducir?

La mejor manera de traducir código binario a sistema de escritura ASCII -números, letras y símbolos, como los que se utilizan para comunicarse en muchos idiomas del mundo- es a través de un buen traductor de código binario como el de ConvertBinary.com, puesto que el método es tan sencillo como pegar el código binario en el campo correspondiente y presionar un botón de Traducir, tras lo cual obtendrá el resultado en otro sistema de escritura.

No obstante, no es ni de lejos la única manera posible de traducir. De hecho, hay personas con una habilidad de aprendizaje elevada en el campo de la tecnología que ya pueden, por simple conocimiento sobre el sistema de escritura binario, traducirlo con tan solo verlo. Para aprender a hacerlo de esta manera, lo mejor que puede utilizarse son las tablas de equivalencias, donde a un lado se agrupan las letras y números que se utilizan en, por ejemplo, el sistema de escritura occidental, y del otro su equivalente en código binario.

Aunque añejo, el sistema binario permite comunicaciones seguras, fáciles, eficientes y entendibles entre los diferentes sistemas informáticos. De hecho, cuando las instrucciones o funciones son programadas en otros lenguajes, siempre se utilizan intérpretes que convierten cada lenguaje de programación o instrucción al denominado lenguaje máquina, que es el que finalmente permite que las operaciones se realicen. Por tal razón, posiblemente el mundo actual esté repleto de códigos binarios.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre