Carles Puigdemont expresó hoy en Helsinki “su apoyo total”, respaldando a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, tras su decisión de no acudir hoy a la citación del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y huir de España, así como al resto de imputados, y asegura que él no tenía ninguna información sobre las intenciones de Rovira.

“Creo que Rovira ha tomado una buena decisión, tiene derecho a defenderse en un entorno donde se respeten sus derechos”, afirma Puigdemont en rueda de prensa, y asegura que él no tenía ninguna información sobre las intenciones de Rovira.

“Sé que una decisión de esta naturaleza no es nada fácil, especialmente cuando tienes hijos pequeños, pero obviamente le doy todo mi apoyo”, reiteró Puigdemont.

Asimismo, le ofreció toda su colaboración “para que pueda continuar ejerciendo la defensa de sus derechos en un entorno mucho más respetuoso con la separación de poderes y, sobre todo, defender los derechos del pueblo de Catalunya a poder ejercer libremente su determinación en un referéndum”.

También envió su apoyo “a todos los que sufren esta injusta represión del Estado”, en referencia a la decisión del Supremo de procesar por delito de rebelión a trece políticos implicados en el proceso independentista, entre ellos el propio Puigdemont.

«Ahora no es la propuesta pero como que las cosas cambian tan rápidamente, no sabemos hasta donde llevará el Estado esta persecución», ha añadido. No obstante, Puigdemont insiste en sus declaraciones que en estos momentos no es esta la cuestión esencial sino que el objetivo clave es como confrontar una «nueva oleada represora del Estado que pretende coartar la libertad del Parlament para escoger al president.

“Todo mi apoyo y calor a los Consellers y los diputados que hoy tienen que declarar delante de quienes no entienden la democracia. Estimadas Forcadell Dolors Bassa i Marta Rovira, un enorme gracias por su compromiso y el trabajo que han hecho todos estos años. ¡Estamos a tu lado!

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre