¿Sueñas con una rutina de cuidado de la piel simplificada? Entonces seguro que un producto que dice eliminar el maquillaje y limpiar la piel de una sola vez es un sueño hecho realidad para ti.

Este producto se llama agua micelar. Pero ¿realmente puede cumplir estas dos funciones correctamente? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre sus beneficios y desventajas, y descubrirás los mejores productos si sigues estas recomendaciones.

¿Qué es el agua micelar, exactamente?

El agua micelar no es sólo agua normal reenvasada en una botella elegante. Contiene agua, sí, pero también está llena de pequeñas partículas de aceite en suspensión conocidas como micelas. Puedes pensar en las micelas como moléculas que pueden adherirse a la suciedad y a la grasa por un lado, y al agua por el otro. Esta composición única hace que las micelas sean excelentes para eliminar las impurezas e hidratar la piel al mismo tiempo.

¿Cuál es su función?

Esencialmente, el agua micelar se promociona como un desmaquillador, limpiador y semi-hidratante todo en uno. Mientras que otros limpiadores pueden eliminar los aceites naturales de la piel, el agua micelar es mucho más suave. Esto es porque al eliminar las impurezas atrayéndolas hacia las moléculas suspendidas en la solución, el agua micelar tiene menos probabilidades de secar e irritar la piel.

Esta naturaleza suave y respetuosa con la epidermis no sólo la hace ideal para las personas con piel sensible, sino que también puede ayudar a combatir la sequedad a través de un ingrediente hidratante llamado glicerina.

¿Realmente funciona?

Como cualquier producto para el cuidado de la piel, es necesario tener expectativas realistas cuando se usa el agua micelar. Es perfecta para limpiar la suciedad menor, sin embargo, no penetra en la piel lo suficiente como para ofrecer una limpieza profunda.

Algunas personas lo usan principalmente para quitar el maquillaje, pero a menudo no puede eliminar los pigmentos más gruesos o resistentes al agua, como el rímel y el eye-liner.

Es decir, puede ser una adición beneficiosa a la rutina de cuidado de la piel. Pero como no entra en los poros para limpiarlos completamente, probablemente no sea suficiente como único método de limpieza.

¿Cómo se usa?

Todo lo que necesitas es un elemento absorbente para aplicar el agua micelar. Se suelen utilizar bolas o discos de algodón. Simplemente empapa la bola en agua micelar y pásala por tu cara. Intenta no frotar la piel, ya que esto puede causar irritación. Ten en cuenta que probablemente tendrás que usar más de un algodón para limpiar la piel en profundidad.

Una vez que el algodón salga completamente limpio, atrás acabado. No hay necesidad de aclarado. Después, puedes usar un limpiador más profundo o continuar con el resto de tu régimen de cuidado de la piel.

Además de quitar el maquillaje y limpiar la piel, el agua micelar puede utilizarse para eliminar el sudor después de un entrenamiento o para arreglar los errores del maquillaje. También es una gran opción para mantener el rostro limpio cuando no tienes acceso al agua, como cuando estás de camping.

¿Cómo puedes integrarla en tu rutina de cuidado de la piel actual?

Tanto si lo usas por la mañana como por la noche (o ambas), siempre comienza tu régimen de belleza con agua micelar. Después, usa tu limpiador habitual si es necesario. Esto asegurará una limpieza a fondo de la suciedad superficial así como de las impurezas más profundas.

Puedes optar por una doble limpieza por la noche, cuando la piel está más «sucia». Por la mañana, sigue el agua micelar o el limpiador secundario con una crema hidratante y protector solar. Si utilizas el agua micelar por la noche, sigue con tus productos hidratantes y tratamientos habituales, que pueden incluir cremas, serums y aceites.

¿Qué tipo de agua micelar deberías elegir en función de tu tipo de piel?

Con tantas marcas y fórmulas diferentes, la elección de un agua micelar puede ser difícil. Pero una cosa está clara, un producto bueno debe estar libre de parabenos, sulfatos, alcohol y colorantes. También debes evitar cualquier producto con fragancia o perfume en la lista de ingredientes si tienes la piel sensible.

Por suerte, también hay fórmulas específicas para tipos de piel concretos. Las pieles secas deberán elegir fórmulas hidratantes que incluyan propiedades humectantes. Si tienes una piel grasa o propensa al acné busca productos que eliminen la grasa extra y dejen la piel sin brillos. La vitamina C, el ácido salicílico y la niacinamida son buenos ingredientes. Si tienes una piel mixta lo mejor es que la formulación no sea ni demasiado grasienta, ni demasiado secante.

¿Cuándo empezarás a ver resultados?

Ya que el agua micelar es un producto de limpieza diario (o dos veces al día), deberías notar una diferencia casi inmediatamente. Si eso no ocurre, considera la posibilidad de cambiar de marca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here