El PSOE ha presentado en el Congreso una proposición no de ley para combatir el incremento del uso de drogas para facilitar ataques a la libertad sexual. En ella, los socialistas reclaman al Gobierno de Mariano Rajoy adoptar medidas “para concienciar al público, en particular a los segmentos más vulnerables de la sociedad, a los profesionales de la salud y a los organismos de aplicación de la ley, acerca del modus operandi de quienes usan estos medios y los recursos de que disponen las víctimas”.

La propuesta que el PSOE ha llevado a la cámara baja propone además “realizar un estudio sobre el impacto de los ataques a la libertad sexual facilitada por la administración de sustancias psicoadictivas, así como “elaborar indicadores estadísticos para medir el alcance del fenómeno, descubrir el modus operandi de quienes usan estos medios para atentar contra la libertad sexual, e identificar las sustancias psicoactivas utilizadas. Unos datos que deberán ser incorporados a los boletines sobre criminalidad del Ministerio del Interior y a los boletines estadísticos de la Delegación del Gobierno para la Violencia y remitidos a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes y a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Además, los socialistas proponen “valorar la conveniencia de incrementar las penas en el límite inferior para estas conductas, manteniendo el límite máximo actualmente previsto”. Y, por otra parte, reclaman al Ejecutivo “fomentar campañas para incentivar que las víctimas busquen asistencia y servicios de análisis a la mayor brevedad”.

La portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez, apunta que “las violaciones relacionadas con la sumisión química van en aumento y dejan muy poco rastro”. No obstante, la iniciativa que presentada por el PSOE pretende “que conozcamos más en profundidad esta problemática, pero también que estudiemos cómo el Código Penal puede dar una mejor respuesta a esta cuestión”, explica Álvarez.

Asimismo, la portavoz socialista estima “imprescindible” recabar todos estos datos “para conocer el alcance de los atentados a la libertad sexual facilitados por el uso de drogas, para mejorar la vigilancia y las respuestas ante este tipo de delitos, concienciar a la sociedad y poner en marcha campañas informativas dirigidas tanto a las víctimas como a los profesionales que las atiendan”.

Finalmente, Ángeles Álvarez acusa al Gobierno español de “estar ajeno a la realidad de las agresiones sexuales”, y subraya que en el Pacto contra la Violencia de Género, la prevención y reparación del daño a las víctimas de agresión sexual seguirá siendo “una línea de trabajo para el PSOE”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre