La psicosis terrorista se ha apoderado de París, una ciudad especialmente castigada en los últimos años por los atentados yihadistas. Ayer, un hombre apuñalaba a varias personas en el parque parisino de Hautes-Bruyères. Como resultado del ataque perdía la vida una persona y otras dos resultaban gravemente heridas. El atacante fue abatido por la policía, que investiga posibles conexiones con células terroristas internacionales en un contexto de alta tensión en Oriente Medio tras el ataque de Estados Unidos contra el general iraní Soleimani.

Según varios testigos, antes de cometer el atentado de París el agresor habría gritado “¡Allahu akbar!” (“Alá es el más grande”). La policía está ahora investigando al individuo y si pudiera tratarse de un ataque yihadista.

Los artificieros de la Prefectura de policía acudieron al lugar para verificar que el hombre no llevaba explosivos encima, según informa El parisino.

El alcalde de la vecina localidad de L’Hay-les-Roses, Vincent Jeanbrun, ha declarado al canal BFM TV que el homicida se dirigió hacia un centro comercial de esta vecina localidad con la intención de continuar su ataque.

Allí intervinieron los agentes de policía, alertados por la llamada de un ciudadano sobre lo que había sucedido en el parque, lo que obligó a confinar a cientos de personas que se hallaban en el centro comercial en ese momento.

El secretario de Estado del Ministerio del Interior, Christophe Castaner, se desplazó a Villejuif para seguir la investigación del ataque. El suceso se produce mientras Francia vive bajo una amenaza terrorista constante. La ola de ataques yihadistas afecta al país desde 2015 y ha dejado un total de 255 muertos.

En 2019 la autoría terrorista solo se ha confirmado en dos ocasiones: el ataque con cuchillo en marzo de dos guardianes de la prisión en Condé-sur-Sarthe por un detenido radicalizado, Michaël Chiolo, y el ataque en Lyon en mayo, que hirió a 14 personas. Este atentado se produce pocos días después del quinto aniversario de la matanza en la sede de la revista satírica Charlie Hebdo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre