Entre la información a la que pueden acceder todos aquellos que acudan al festival de música Bilbao BBK Live el próximo 14 de julio, se encuentran una serie de directrices, entre las que se cuenta “Prohibido entrar con alimentos y bebidas de fuera” del recinto. Una prohibición por la que Facua denuncia a la promotora del festival, ‘Last Tour’, al incurrir en una cláusula abusiva puesto que la actividad hostelera no es el principal cometido de la empresa.

La asociación recuerda que el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios considera que no permitir la entrada con comida y bebida de fuera es una cláusula abusiva según el artículo 82.1, que establece como tales todas aquellas prácticas que causen «un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato«.

Facua entiende que no es correcto prohibir el acceso a las instalaciones del festival con alimentos que procedan del exterior, ya que sí permite el consumo de aquellos que hayan sido adquiridos dentro del recinto. Sólo tendría sentido esta medida en el caso de establecimientos cuya actividad principal fuera la venta de este tipo de productos, como un restaurante.

Una situación similar a la la prohibición de entrar a los cines con comida y bebida, y que se ve en toda España, a pesar de que existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha sobre este asunto. La sentencia recoge que que «resulta irrazonable entender la limitación de la capacidad de elección del consumidor«.

La asociación de consumidores también recuerda que esta es la segunda ocasión en la que interpone una denuncia contra Last Tour por condiciones abusivas en el festival BBK Live. En 2016, se dirigió a Kontsumobide por la negativa de devolver a los usuarios el dinero que no habían gastado en sus pulseras «cashless», si no superaban una determinada cantidad.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre