La realidad supera la ficción y gracias al nuevo programa del cocinero más popular de la televisión, Alberto Chicote, en La Sexta ha podido salir a la luz pública el horror de cuidados y calidad de dos residencias de mayores en la provincia de Salamanca, concretamente en Castellanos de Moriscos y Babilafuente. Ambos centros pertenecen a la misma empresa. Justo un día después de emitirse el programa, la Junta de Castilla y León ha sancionado con cinco expedientes graves a ambas residencias. Sin embargo, el gobierno autónomo no se plantea cerrar ninguna de las dos.

El caso más grave tuvo lugar en Castellanos de Moriscos, donde una mujer murió en el hospital por deshidratación 14 días después de ser ingresada. En el otro caso, el de la residencia de Babilafuente, Chicote ha puesto de manifiesto las malas condiciones de conservación y controles sanitarios dela carne, falta de menús para diabéticos y de nutricionista.

La familia de la anciana fallecida está a la espera de la celebración del juicio, mientras espera que se haga justicia.

Las dos residencias pertenecen al grupo ‘Bellavista’ y, según los vencidos de la zona, tienen mala fama desde hace años sin que se haya tomado decisión alguna hasta llegar a los extremos que ha puesto a la luz el televisivo cocinero.

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. ¿Por qué siguen abiertas? Será que el empresario es amigo de Alfonso Fernández Mañueco. Siempre apoya a los corruptos

  2. Pero…¿esto se sabía y ha esperado la Junta a expedientar tras al programa de Chicote? Esto es una comunidad bananera

  3. Tampoco estaría de más que hubiera control sobre los fármacos que sean necesarios dar a los ancianos en las residencias. Las vitaminas, hierro, laxantes, se pagan aparte de la mensualidad, y es un gran negocio para algunas residencias.
    Lo digo por experiencia, por desgracia….q

  4. Y la comunidad de Madrid no se inmuta ante las quejas de la residencia de Leganés
    Más control para nuestros mayores y un nutricionista ya en todas

  5. Lo que no deben hacer es cerrar las residencias “cómo castigo ejemplar”. Lo que SÍ deben hacer es INHABILITAR a los responsables de la gerencia y dirección de estos centros, para evitar que vuelvan a delinquir y maltratar a los ancianos, pero sobre todo, que no se olviden del alcalde y el chulesco concejal de este municipio que, tristemente, deja mucho que desear…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre