El juzgado 39 investigaba un presunto delito de Violencia en el ámbito Familiar y como consecuencia de la instrucción y para evitar males mayores, el juez dictó medidas cautelares encaminadas a que la pareja, ni se cruzara por la calle. Para eso dictó una orden de alejamiento, pero dicha orden fue incumplida por la mujer en reiteradas ocasiones, lo que provocó una denuncia del hombre contra la mujer.

Dicha denuncia recayó en el juzgado 24 de Madrid. Mientras se investigaba, y siempre según los hechos probados, en un AUTO al que ha tenido acceso Diario16, en el teléfono móvil de la letrada del marido se comenzaron a recibir mensajes del tenor: “La gran puta, te voy a coger y te voy a matar, por mis muertos que vuelvo a la cárcel, pero te cojo y te mato” y otra: “avisada estás no te queremos ver”. Sobre la mujer recayó otro nuevo alejamiento a 300 metros de la letrada. También se dirigió por WhatsApp al hombre, comunicándole: “Hola ándate con mil ojos por la calle que, acabe donde acabe, no vais a vivir tranquilos ni tu ni la zorrita de tu abogada”, a la vez que incluía en dicho mensaje una imagen del despacho de la abogada, dando a entender que conocía el domicilio y la ubicación del despacho de la abogada. Y con fecha 14 de junio envió mensaje al móvil de la letrada con fotografía de sus padres y el texto “si lo pasan mal unos, los otros también

Para el juzgado, estos hechos probados, ofrecen indicios fundamentados de un delito de Amenazas, y otro de Obstrucción a la Justicia sobre abogado, penado con hasta cuatro años de cárcel.

No es el único caso que se produce en España, ni en Madrid, ni, seguramente, en ninguna otra población o Comunidad Autónoma. Los jueces muchas veces solicitan el amparo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y, de momento, con eso, suele bastar. Pero en el caso de los abogados eso no sucede porque no hay ningún organismo que regule el acoso a los letrados, cada vez, más frecuente. Varios abogados del T.O. fueron, el día del juicio, a apoyar a su compañera, como muestra la imagen que acompaña a esta información y han solicitado al Colegio de Abogados de Madrid o a la Abogacía Española que se impliquen en el asunto. También han creado un grupo de WhatsApp donde los afectados ponen en conocimiento del resto de compañeros sus experiencias. Ya son más de 170 los incluidos. “Y se cuentan cosas increíbles por parte de compañeros”, afirma Luis Álvarez, abogado de la letrada y miembro de ALTODO, Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno. Álvarez reclamó a los poderes públicos y al Estado esa “protección” de que disponen Jueces, Fiscales o Secretarias Judiciales “porque también somos un pilar indispensable de la judicatura, en la misión de defender a los más necesitados”.

La letrada acosada se encuentra de baja laboral por depresión y la acosadora ingresó en prisión el 21 de junio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre