La crisis del Coronavirus ha puesto de manifiesto que la Sanidad en España dejó de ser de calidad por la falta de material sanitario, consecuencia de los miles de millones de Euros que durante el gobierno del PP de Rajoy se recortaron, como podemos observar en el enlace.

dejando en el paro a miles de sanitarios de todo tipo. Del mismo modo recortó Educación, pero este no es el tema de hoy. Lo cierto es que miles de millones fueron a Sanidad privada y muchos hospitales públicos se privatizaron.

Esto ha puesto de manifiesto que la pandemia no se cortara lo rápidamente que era necesaria, al margen de la virulencia del virus, y el número de contagiados haya sido elevado, como el de fallecidos, pero del total de infectados, más del 50% ha pasado la enfermedad gracias al trabajo exhaustivo del personal sanitario.

Los médicos, personal de enfermería, auxiliares y personal de limpieza, entre otros, han trabajado en condiciones precarias y siguen haciéndolo aunque menos por la compra de Epis, y respiradores para los enfermos, pero a pesar del esfuerzo que ha hecho el Gobierno con el Estado de Alarma, se han contagiado en un número elevado, pero han hecho todo lo posible por evitar fallecimientos.

A pesar de las inmerecidas críticas políticas que han recibido el Gobierno y las convocatorias de manifestaciones saltándose a la torera las normas emanadas por el Gobierno. En este sentido, el Delegado del Gobierno en Castilla y León ha prohibido manifestaciones callejeras y en automóvil propuestas por VOX, para evitar los contagios masivos en las aglomeraciones y evitar rebrotes; desde nuestra óptica, el Ministro Marlaska tiene que dar órdenes a los Delegados del Gobierno y que actúen como el de Castilla y León y a las fuerzas de seguridad del Estado para que el 23 no se produzcan dichas manifestaciones.

 Está en juego la vida de muchas personas, por un motivo que es sólo político, pues la oposición ultra y derecha no ha manifestado ninguna SOLUCIÓN, sólo CRÍTICAS, y en un estado de emergencia sanitaria la UNIDAD de todo el arco parlamentario con el Gobierno, sea este azul o rojo, es lo primero, es decir, salvar entre todos vidas.

Los expertos sanitarios y los investigadores están constantemente trabajando para conseguir dominar a esta maldita crisis sanitaria, investigando en fármacos y en proyectos para conseguir una vacuna eficaz, pues según la OMS el virus puede quedarse para siempre. Es necesario financiar los proyectos de investigación !ya!, no esperar que se reactive la pandemia, y luego tengamos que ir de prisa y corriendo.

 Las autoridades, políticos, y ciudadanos tenemos que sacar consecuencias de la crisis sanitaria y potenciar aquellas industrias españolas del sector sanitario, así como alimenticias, metalúrgicas, de automoción, robótica, industrias relacionadas con las Universidades, etc, para que el tejido industrial renazca tras la crisis, pues la economía española no puede basarse sólo en el Sector Turismo y Hotelero y en el Sector Primario (Agricultura, Silvicultura, Ganadería y Pesca), tiene que potenciarse, como decíamos antes, con el Sector Industrial, pues si no nos quedaremos como en el franquismo en el que la economía se basaba en las Divisas que enviaban los emigrantes, en el Sector Primario y en el Turismo, lo que equivale a decir en un país tercermundista.

Estamos en el S XXI y hay que ponerse las pilas y aprovechar los miles de millones de Euros a coste casi 0% de interés en 10 años que aporta Bruselas para seguir desarrollando SANIDAD, para estar al día por si hay REBROTES y sin embargo, observamos en el enlace siguiente, que el Gobierno no está por la labor, según la Ministra Nadia Calviño, aunque no cierra la puerta totalmente.

Desde aquí, hay que pedirles a todos los políticos españoles del Eurogrupo y al Gobierno que no se enfangen en polémicas estériles y que se pongan de acuerdo con Italia y Francia para conseguir mejoras económicas, pero ahora que Bruselas ofrece 240.000 millones para la reconstrucción del daño económico que ha provocado la pandemia, que es lo que se pedía nos echamos atrás, sería ya el colmo del despropósito.

España necesita ya UNA, SANIDAD PÚBLICA Y DE CALIDAD, y está en manos de los políticos conseguirlo, si no, es que no han entendido nada de LA PANDEMIA.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorOdette Méndez, excelente promotora cultural
Artículo siguienteEl mundo es un pañuelo, pero en trizas
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre