Luego del 8-M, fecha que aprovechó Unidas Podemos para viralizarse en todos los medios existentes y que, como fecha estandarte del feminismo internacional, dio pie para que la precandidata Isabel Serra propusiese para la Comunidad Autónoma de Madrid que, a nivel de todos los colegios públicos, se impartiera una catedra sobre el “Feminismo”. La propuesta llegó a oídos de la portavoz de Podemos, Irene Montero y fue incluida como un plan nacional para toda España.

Tras las elecciones ya es una realidad que se pueda implantar en todo el país una catedra específica que hable sobre el feminismo, que conciencie además a las gentes más jóvenes sobre la importancia de la igualdad de género y que, a largo plazo, sirva para reducir la violencia de género que tiene cifras espeluznantes. Por ejemplo, en el año pasado, el aumento de las violaciones fue de un 10%, y, en promedio, cuatro violaciones por día.

El caso de La Manada, ya bien conocido en toda España e incluso internacionalmente, demuestra la ferocidad con la que cuatro hombres abusaron sexual y psicológicamente de una joven de apenas 18 años que se encontraba por completo indefensa. La pena que se dio a los agresores tomó revuelo pues se esperaba una pena más fuerte, como para escarmentar y que no se volvieran a repetir actos de tan bajo talante. Fueron solo nueve años de pena, a pesar de haber encontrado también los videos en los que los hombres grabaron a la chica.

A su vez, los asesinatos de mujeres, fueron en el año pasado casi cincuenta. Para lo que va de este año ya son diecinueve las mujeres asesinadas. Es el caso de Rebeca Alexandra Cadete en Cantabria quien, con apenas 26 años, fue apuñalada hasta su muerte por quien se supone era su “novio”. Este caso abrió el año 2019, Rebeca originaria de República Dominicana fue brutalmente asesinada en Laredo.

La violencia de género no discrimina edad, hay un caso de una mujer de 95 años y de otra de 67 asesinadas por sus “parejas”. También un caso de una menor de 17 años asesinada en Tarragona. Además, varios de los asesinos de estas mujeres y de todas las casi 1.000 que van contadas desde el 2003, desde donde se tiene registro, se han quitado la vida luego del acto de desproporcionada violencia.

En Alcalá de Henares se encontró a una joven hispano-rusa descuartizada de tan solo 22 años en el congelador de quien se suponía era su novio. Así que repasando estos casos y revisando más allá de las razones, que no las hay, más allá de la locura de los celos, la impulsividad de un momento de pasión desenfrenada y el desproporcionado uso de la fuerza hacia la mujer, la propuesta de Podemos no va mal. Porque si, es un problema de educación que en la sociedad actual no se ha podido controlar.

El problema no es solo de España, ni mucho menos. Las mujeres son asesinadas por sus supuestas parejas en todos los continentes, pero que España comience con la cátedra de Feminismo es muestra de que se hará un pronto cambio en el pensamiento tanto de hombres como mujeres. Esto es una problemática social y que se implante como política pública esta cátedra crea el potencial escenario para que este problema si no desaparece, al menos, que sí merme en sus cifras y en lo perturbadores que pueden ser estos casos.

Ahora bien, ¿El feminicidio es algo que se puede prevenir o controla? Aún estas preguntas no se han formulado en el Congreso, pero que exista la posibilidad de que Podemos en su programa nacional pueda, con la ayuda del Estado Español, ejecutar este plan es un paso adelante.

Hay que reconocer que, de los partidos políticos existentes a nivel nacional, Podemos es el que más se movilizó en la marcha del 8-M y el que es más proactivo con todo lo que tenga que ver con la igualdad de género y todas las movilizaciones en pro de las mujeres. Más que feminismo es cuestión de saber que ya es hora para que en una sociedad en pleno siglo XXI se dé fin a una barbarie machista. No hay más precedentes que agotar para que al fin se pueda dar fin a esto.

La educación ha de ser el pilar base para acabar con la historia de violencia y desigualdad de género. Que este año no finalice con un caso como el de la maestra Laura Luelmo, de solo 26 años, en Huelva. Es muy doloroso que estos casos sucedan y que luego el agresor diga en la audiencia a la jueza que no le deje salir, que le den la cadena perpetua porque si sale acometerá de nuevo es aún más indignante.

Finalmente, la propuesta de Podemos, no es una cosa loca ni irrealizable, al contrario, es sensata, moderna y realizable. España sería el primer país con una cátedra de Feminismo implementada como política pública y daría ejemplo a otras sociedades que, incluso, tienen casos más horrendos de violencia contra la mujer y feminicidio. Haría también que Podemos recupere el ideal que le había puesto como tercera fuerza política en España. Es una buena baza jugársela por el feminismo porque España es un país referente mundial del feminismo, para las feministas y de las feministas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 15 =