Queridas y amados habitantes de VOX y del PP y de Ciudadanos, sí, de los tres; hoy hemos leído en clase las casi veinte propuestas de negociación que habéis tenido sobre la mesa a fin de poder echar a Susana Díaz de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Ya les digo que, como otra mucha gente de este país, nos hemos movido entre la risa y el miedo, sin llegar al esperpento… por respeto a aquel español feo y sentimental (y también católico).

Ya sé, ya sé… acabo de traspasar los límites educativos de lo que ustedes llaman adoctrinamiento ideológico, me lo dicen mucho últimamente y temo que cada vez me lo dirán más. Pero, fíjense, me importa un carajo lo que estimen pensar; por cierto, y me encantaría que fuéramos legión los docentes que le espetáramos esto, no sólo hablamos de política en clase con buen clima sino que abordamos con explícita y libérrima fruición las posibilidades de una vida sexual sana y placentera, analizamos los efectos de la represión religiosa en las neurosis vinculadas a la fantasías morales e, incluso, desmontamos la idea de que la vida tenga sentido alguno empós de una recuperación de instante (el famosísimo “carpe”) y el placer como estrategias para alcanzar algo parecido a eso que llaman felicidad. Emulando a Nietzsche, sin llegar a tanto nivel intelectual, claro está, nos atrevemos a matar a Dios en clase para iniciar la Nueva Aurora humanista y enfrentarnos a las debilidades de nuestro animal de fondo (nótese la cita literaria qué bien traída) que nos devuelvan la autonomía ética y la responsabilidad individuales.

Reconozco haberme quedado un poco indispuesto cuando he leído lo del “Pin Parental”, por un momento he pensado en algún dispositivo eléctrico-anal ora en nuestros culillos discentes ora en los docentes, de tal forma que al mencionar cuestiones peliagudas permitiera la desconexión sensorial… pero, al informarme mejor en sus documentos, vi que se trata de una mera censura previa en la que los padres (no sé si las madres, lo digo porque no las nombran) tendrían derecho a vetar mis clases, verbigracia.

Ya no me río. Verán, es una pena que sus oponentes políticos sean tan idiotas o tan mezquinos que estén bailándoles el agua en vez de denunciarles. Ustedes promueven el oscurantismo y el odio, representan el fascismo en estado puro: reclaman libertad para prohibir la libertad, reclaman objetividad para imponer su subjetividad, reclaman respeto para denostar a los demás, reclaman ciencia para negar el conocimiento, reclaman patria para expulsar a conveniencia, hablan de Ley para suprimir el Derecho, hablan de familia para regular el amor entre personas, hablan de mujer para decir sumisión, han montado un partido y una oleada de instituciones en su torno para prohibir los sindicatos, patronales y partidos… esto es el fascismo literal, y esto que les digo es sociológicamente objetivo y añado: esto es el populismo “avant la lettre”.

A mí no me preocupa que pacten los partidos como les dé la gana, incluso republicanos con monárquicos, independentistas con peninsuleños… es lo que tiene la política, la democracia, que genera extraños compañeros de cama (perdonen de nuevo mi inclinación)… cuando se trata de debate político a mí me cabe todo (otra vez joder)… la diferencia, queridos habitantes de VOX, es que no se puede debatir sobre suprimir Derechos Humanos: una patria es una mierda pinchada en un palo de bandera, pero el territorio del librepensamiento, la discusión pública de ideas, el control de tu propio cuerpo, el aborto, la reproducción o la propia muerte son los aposentos de la libertad y la dignidad individuales y yo por eso lucho, peleo dialécticamente pero no cedo, creo que no debemos ceder nadie ni un ápice… ¿o creen ustedees que por ser un homosexual promiscuo libertino y ocasional consumidor de estupefacientes sin orden ni concierto en mi vida personal no tengo derecho a defender, explicitar y mostrar mi actitud abiertamente en mi trabajo como docente, por ejemplo? Yo, como digno maricón, ¿no puedo impartir ética? Les recomiendo lamer un glande, está rico, muy rico, aunque no les obligaría a ello, ¿no lo hacen? No necesito que me lo confiesen, cada uno o cada una hace lo que quiera con su culo… hasta ahora.

Confío (es mentira) en que PP-Cs no pactarán secretamente ninguna de las propuestas que ustedes les han hecho para hacerse con la Junta; puedo admitir que la realidad social que reflejan los resultados electorales haga más lógica, no más legítima, una gobernanza conservadora, pero eso no obliga a la derecha a ir al más allá (salvo que lleven allí mucho): en vez de pactos casinazis deberían forzar al PSOE a evitar que estos pseudopatriotas participen en los líos habituales de partidos, porque no creen en el Derecho y la Libertad; Susana Díaz ya debería estar en casa, lamentablemente presidirá un desconocido político y un casi irrelevante vicepresidirá, ya puestos una socialista, por ejemplo, podría tener una canonjía institucional, yo qué sé… pero si se consagra lo que se está debatiendo: el mero permitir estos despropósitos sobre una mesa deslegitima como partidos democráticos a PP y Cs, y lo saben, que se lo pregunten al Rivera y al Valls, que no saben qué hacer para salir de la foto.

Por cierto, espero que la Consejería de Educación no caiga en manos de ningún adalid del Pin Parental, porque para echarme lo va a tener difícil, soy Funcionario del Estado Español (no de la Junta), pero quizá la costa cántabra podría ser un buen destino para mi jubilación.

Compartir
Artículo anteriorLa Urgencia del hospital La Paz atiende a los pacientes en sillones
Artículo siguienteSubtítulos en español para una película mexicana
Francisco Silvera. Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016). -Libro de los silencios (2018) -Pintar el aire (2018, en colaboración con el pintor Miguel Díaz) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es. Libro de los silencios ha sido galardonado por el jurado del XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA de 2019 en la modalidad de relatos.

2 Comentarios

  1. Me encanta lo que ha escrito y cómo lo ha escrito. Tal es así que es muy cierto que teníamos que haber llevado a toda esta chusma a los Juzgados, y si es necesario al Tribunal de La Haya. Que esta gentuza esté ahí es penoso.

  2. algo habran contribuido CHAVES,GRIÑAN y SUSANITA no? porque teniendo a decenas de miles de votos comprados me refiero a los colocados en la empresa pública, donde tambien votan las mujeres y los maridos de los colocados y colocadas amen de sus hijos, algo habran hecho mal no? Digo yo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 − cuatro =