“Las mentiras que el PP, ayudados por los medios de comunicación, vendieron como verdades, aunque siguen siendo mentiras, han hecho pasar al ex presidente Zapatero como el gobernante que maltrató a los pensionistas y congeló las pensiones”, afirman desde la Asociación en Defensa de las Pensiones Públicas (ADEPPU).

Para ADEPPU, el único fin de esto era justificar la vergonzante subida del 0,25% que habían planificado para una duración superior a 30 años, con el objetivo claro de abaratar el conjunto de las pensiones, de acuerdo con el documento enviado a Bruselas por el gobierno de Rajoy.

“Somos mayores, pero no tontos. La revisión del 0,25% ha sido la mayor estafa que se ha producido en este país. La realidad es otra bien distinta”, afirman.

El gobierno de Zapatero fue quien más subió las pensiones, aseveran, “mientras gobernó, las mínimas subieron más del 53%”, ADEPPU reivindica que el año que, según el PP, se congelaron las pensiones, lo que realmente ocurrió es que “todas las pensiones subieron el 1,3 %” y “las menores de 1.000 € subieron, adicionalmente el 1 %. Es decir subieron el 2,3%”.

“Una mentira repetida muchas veces, no la hace verdad, aunque lo parezca”, dicen.

En el gráfico siguiente no aparecen las subidas de los años 2018, 2019 y 2020, en los que el Gobierno de Pedro Sánchez ha subido las pensiones mínimas un 3% , un 3% y un 0,9% respectivamente.

“La otra gran mentira, que desde el Partido Popular no dejan de repetir, es decir que la Seguridad Social está en quiebra, que tiene un déficit superior a 18.000 millones y que debe al Estado más de 50.000 millones de euros”.

En el pasado mes de Febrero-2020 se publicaron informes en los que la Comunidad Europea se hacía eco de estos hechos apoyándose en informes del Banco de España, del BBVA y de una serie economistas y organismos que han hecho mal sus deberes. ADEPPU lleva denunciando mucho tiempo la falsedad de este déficit. Posteriormente su posición ha sido avalada por el informe emitido por AIReF, Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que revela la situación real:

Si la Seguridad Social no paga lo que no debe pagar, los llamados gastos impropios y, todos los cotizantes pagaran lo que deben pagar, la Seguridad Social no tendría ningún problema económico. “Nuestro sistema de Seguridad Social es uno de los mejores del mundo”, afirman.

«Nuestro sistema de Seguridad Social es uno de los mejores del mundo«

“Lo que no es tan bueno son sus administradores. Creyéndose dueños del negocio se han dedicado a pagar gastos impropios con el dinero de las pensiones y que con el dinero de los jubilados se pagaran los gastos de las empresas y los gastos de los empresarios jubilados”.

ADEPPU entiende que este gobierno no puede permitir que esto siga ocurriendo y con el tiempo lo corregirá, a la vez que explicará la verdad de la situación de la Seguridad Social.

A quienes afirman que la Seguridad Social debe 50.000 millones, la asociación de pensionistas les recuerda que hasta la constitución de la hucha de las pensiones, los distintos gobiernos usaban el superávit de la Seguridad Social para atender necesidades del Estado.

Además, desde su nacimiento, afirman, “la Seguridad Social ha estado sufragando los gastos impropios con el dinero de los jubilados. Preferimos no echar cuentas, pero aplicando la cuenta de la vieja, estimamos que la diferencia a favor de la Seguridad Social supera los 800.000 millones”.

El mayor sistema deficitario es el de los autónomos. “Los políticos han permitido que puedan pagar las cuotas que consideren. Dentro de este sistema, el 86%, han elegido cotizar por la cuantía mínima. Esto ha supuesto, para ese colectivo, un déficit de 7.000 millones de euros al año”, aseguran.

El déficit de los autónomos es mayor que el montante de la llamada hucha de las pensiones que dilapidó el PP (67.000 millones). En estos días escuchamos que la Comunidad Europea trata de dar cabida al sector financiero, apoyándose en estudios del Banco de España, del BBVA y de economistas, la mayoría al servicio del capital, que intentan convencer a los que más dinero tienen de que las pensiones van a ser insuficientes, y que deben abrir planes de pensiones privados”. “Menudo negocio para el sector financiero”.

En su día, el Gobierno de Zapatero, “parece ser que presionado no sabemos por quién, hizo un estudio donde estaban representados patronal, sindicatos y administración”, el resultado, por unanimidad, según se acordó, fue que en España no tenía cabida ese sistema. “Ni los jubilados ni los trabajadores en activo nos lo podemos permitir” y “entendemos que tampoco los sindicatos”. En España, al contrario que la mayoría de los estados europeos, donde conviven dos o más sistema de pensiones, nos hemos dotado de un sistema de pensiones público que, digan lo que digan, sus resultados no pueden resultar mejores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre