Si sientes que ya llegó la hora de irte de la casa familiar, tienes dos opciones: arrendar o comprar una vivienda. Estos dos caminos son muy distintos y dependen mucho de tus posibilidades económicas y el compromiso a largo plazo que quieras contraer.

Independizarse e irse a vivir solo es un gran paso en nuestra vida, es el momento en el que comenzamos a formar nuestra propia manera de vivir y nuestra rutina, algo muy personal en cada uno. Si bien muchas veces nuestros hábitos y necesidades tienen que ver con el lugar en donde nos criamos, hay tantas maneras de vivir como personas en el mundo, y este es el momento de descubrir la tuya.

Sin embargo, mudarte no sólo significa encontrar el piso ideal, ajustado a tus posibilidades económicas, sino que se trata de comenzar a formar un hogar propio. Con tu primer hogar llegan muchos gastos y también cambios en tu día a día, aprendiendo a compaginar tu vida laboral y social con las nuevas tareas del hogar.

Los gastos de vivir solo

Lo más importante antes de independizarte es saber si podrás afrontar todos los gastos. Además de los pagos iniciales para entrar en un inmueble y el alquiler, también debes tener en cuenta el costo de los servicios, de la compra en el supermercado y, no menos importante, la compra de los electrodomésticos, muebles y decoración.

No se trata sólo de encontrar el mejor apartamento de la zona, sino también de aprender a organizarte con los gastos de cada mes del hogar y formar tu nueva rutina que te ayude a organizarte con el dinero y con las tareas hogareñas.

Aunque parezca complicado, mudarse solo no es una tarea imposible, y optar por arrendar es una opción mucho más económica en el corto plazo, que puede ayudarte a llevar adelante los demás gastos del hogar. Esta es una opción que puede hacerse de forma más inmediata, pero que también puede deshacerse o cambiarse de una manera más sencilla si no estás convencido con tu decisión.

Tu primera casa

A veces no es un buen momento para comprar una vivienda, pero eso no debe impedirte irte de casa, sino que será mejor arrendar para tener tu primera experiencia de vivir solo. Con esta opción, defines de antemano tus necesidades y gustos sobre cómo es la casa de tus sueños antes de comprometerte con una compra en un futuro.

Sin duda independizarse no es algo fácil, pero es un momento importante en tu vida que te permitirá aprender mucho sobre tí mismo, tus necesidades y gustos personales a la hora de conformar tu propia rutina. Elegir arrendar una casa es una opción menos arriesgada y que requiere menor cantidad de dinero, por lo que hará este proceso mucho más fácil.

Comienza cuanto antes a buscar tu primera casa por medio de OLX , en donde encontrarás muchísimas ofertas de vivienda que se adapten a tus gustos y presupuesto. De esta forma, comienzas el proceso para independizarte y poder encontrar un lugar propio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =