El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibirá el próximo lunes 5 de enero en el Palacio de la Moncloa al lehendakariIñigo Urkullu. El encuentro se produce antes de lo previsto el Gobierno vasco, que hace unos días anunció que se celebraría en febrero Según informa Moncloa, la pandemia había impedido que Sánchez recibiera a Urkullu tras las últimas elecciones vascas en julio pasado. Razón por la cual se ha traslado a las 17 horas, del lunes.

El encuentro, dijo entonces el portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupirial, “tenía como objetivo profundizar en vías de acuerdo en todos los ámbitos de interés para ambos ejecutivos”.

Sánchez y Urkullu hablaron hace la semana pasada dentro de la ronda de conversaciones que el presidente hizo para interesarse por los efectos causados por ‘borrasca Filomena’ y por la evolución de la pandemia.

Según dijo entonces el portavoz del Gobierno vasco, “están «bien definidas las prioridades y compromisos que el Gobierno de España ha asumido públicamente para el pleno cumplimiento del Estatuto de Gernika”. “El propósito del Ejecutivo de Urkullu es dar los pasos necesarios para seguir avanzando de forma consensuada en el autogobierno vasco”.

El pasado 30 de diciembre se dio “un importante impulso al traspaso de la competencia de la gestión de prisiones del Estado a Euskadi”, transferencia que está previsto materializar el próximo mes de marzo junto a otras once materias.

Estas transferencias se recogen en el calendario actualizado que presentó el Gobierno de Sánchez tras el parón provocado por la pandemia. El calendario incluye las 30 competencias pendientes, excepto la gestión del régimen económico de la Seguridad Social.

Ultima reunión

Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu se reunieron por última vez el 25 de junio de 2018 en la Moncloa, un encuentro con el que se inauguró su ronda con los presidentes autonómicos tras ser investido, después de la moción de censura que expulsó a Mariano Rajoy de la Moncloa.

Después de esa cita, han coincidido en la conferencia de presidentes autonómicos que tuvo lugar el 31 de julio de 2020 en La Rioja, ya en plena afección de la pandemia.

Además, tras la repetición de las elecciones generales el 10 de noviembre de 2019, y en el contexto de la búsqueda de apoyos para desbloquear la investidura y formar gobierno, Sánchez se fijó iniciar su ronda con los presidentes autonómicos llamando primero a Urkullu y a continuación al entonces president de la Generalitat, Quim Torra. 

La explicación fue que “ello obedecía al orden protocolario de las comunidades autónomas, pese a que desde el Govern se pidió que tuviera el gesto de contactar antes con Torra”. Sánchez y Urkullu también coincidieron en el homenaje a las víctimas del coronavirus celebrado el pasado 16 de julio en Madrid, y por vía telemática, en las 16 videoconferencias con los presidentes autonómicos en el primer estado de alarma.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre