Le faltó tiempo al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para girarse al bloque conservador tras darse a conocer la sentencia del procés.

Y es que, como seguramente ya sabía antes de darse a conocer oficialmente, la decisión del Alto Tribunal contra Junqueras y el resto de los líderes del procés, llega en un momento estratégico muy importante para Pedro Sánchez en plena precampaña electoral por las eleciones del 10 de noviembre.

Si las encuestas aciertan, Sánchez ganará unos comicios y de él dependerá, en parte, con quién puede pactar para esta vez sí lograr los apoyos necesarios en la investidura.

Constitución

Así, una vez conocida la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés, en la que se condena a entre 9 y 13 años de cárcel a nueve líderes independentistas por sedición, Sánchez se avala en la Constitución para respetar y apoyar esta sentencia y unirse así a las tesis del PP y Ciudadanos.

Esta postura, donde no da opción a negociar con los partidos soberanistas como Esquerra, y le pone las cosas más difíciles con el PNV, Como ya adelantó ayer diario16.com, el presidente en funciones reiteró ayer el «absoluto respeto» y el «acatamiento» e íntegro cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo y defiende que este procedimiento se ha realizado con plenas garantías y absoluta transparencia. «Quiero reconocer la labor independiente del Tribunal Supremo, dando ejemplo de autonomía y transparencia, de garantía y profesionalidad”.

Nueva etapa

 «Ahora se abre una etapa nueva”, explica Sánchez, para que con la sentencia del Supremo, «Se confirma el naufragio de un proyecto político”.

«Nuestra Constitución recoge tres principios” ha destacado Sánchez, “el de la igualdad de los ciudadanos en el cumplimiento de la ley. En segundo lugar, la diversidad territorial: la unidad de España se asienta en la diversidad y un alto nivel de autogobierno de las autonomías. Y en tercer lugar, como cualquier Constitución democrática, la inviolabilidad de la integridad territorial. La violación de estos tres principios es la base de la sentencia», ha defendido.

En España, afirma Sánchez, nadie es juzgado por sus ideas sino por sus delitos. Palabras muy similares a las que ya declaró el ex presidente del PP Mariano Rajoy cuando era el líder del Gobierno de España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Soy castellano, vivo en Catalunya, y no si la independencia sería buena o no, viendo los políticos actuales.
    Lo que tengo claro es que España no me representa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 3 =