Sánchez

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha defendido en el Consejo de Europa la democracia plena de España, “en un momento en el que recibe duras críticas desde la derecha del PP, Ciudadanos y VOX” por su gestión sobre en Catalunya: “Cuando se prima la crispación sobre el acuerdo, cuando se prima la ruptura unilateral sobre la búsqueda de consensos, o cuando se defienden fórmulas simplistas, anacrónicas y ya fracasadas para resolver problemas complejos, la democracia se debilita y se resiente”.

Pedro Sánchez se ha reunido con representantes de las diferentes instituciones que integran el Consejo: el secretario general, Thorbjorn Jagland, con la presidenta de la Asamblea Parlamentaria, Liliane Maury Pasquier, con el presidente del Congreso de Poderes Locales y Regionales, Anders Knape, y finalmente con el presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Guido Raimondi. A todos ellos les ha trasladado que “el Gobierno español ha hecho de los derechos humanos una prioridad desde el primer día, restableciendo la sanidad universal, defendiendo la igualdad de género, volviendo a dotar la Ley de Dependencia y avanzando en derechos llamados de cuarta generación, en línea con la Agenda 2030 de la ONU”.

Pedro Sánchez les ha recordado también “cómo España dio rápidos pasos para formar parte del Consejo de Europa” y se convirtió en Estado miembro en 1977, en lo que fue «una forma de validar nuestras credenciales democráticas y también de intentar blindarnos frente a cualquier tentativa de involución». Así, en el 70 aniversario de la organización, Sánchez se ha comprometido a desarrollar un programa de conferencias que evoquen el significado del Consejo, así como a emitir un sello conmemorativo con carácter extraordinario.

Durante su encuentro con el presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Guido Raimondi, Sánchez ha subrayado que “España está dotada de un sistema constitucional directamente relacionado con el Convenio Europeo de Derechos Humanos en lo que a derechos fundamentales y libertades públicas se refiere”, y de un sistema interno de recurso de amparo en materia de derechos humanos ante el Tribunal Constitucional, lo que explica que España tenga una de las cifras más bajas de condenas por habitante, siendo también uno de los países que con mayor prontitud en ejecutar las sentencias.

“Cuando se prima la crispación sobre el acuerdo, cuando se prima la ruptura unilateral sobre la búsqueda de consensos”

«A pesar del poder de los datos, siempre habrá quien sostenga sus proyectos políticos en relatos falsos para movilizar hacia el odio y la división.  Es el sino de un tiempo líquido que debemos combatir con la fuerza de la razón y los hechos, porque es la propia democracia la que está en juego si permitimos que esos relatos divisivos y sesgados se impongan», ha dicho Sánchez.

En su discurso ante el Comité de Embajadores del Consejo de Europa, que representa a 47 países, Sánchez ha subrayado la fortaleza de nuestra democracia y ha señalado que la esencia de la España actual es ser un Estado de derecho, en el que los derechos individuales, las libertades públicas y los derechos de las minorías están garantizados y protegidos. Asimismo, Pedro Sánchez ha hecho una defensa “del papel del Consejo de Europa como garante de los derechos y libertades fundamentales de todos a través de sus tratados, tribunal y protocolos, y como instrumento para frenar el auge de los populismos y nacionalismos excluyentes en Europa”. También ha resaltado la importancia de luchar contra la corrupción política y ha celebrado las iniciativas que el Congreso de Poderes Locales y Regionales ha puesto en marcha para este fin.

Sánchez ha señalado en Estrasburgo que la “unidad del país está garantizada gracias a la arquitectura institucional que se constituyó en España durante la Transición y, en buena medida, con la integración del estado en el Consejo de Europa, una institución que vela por el cumplimiento de los derechos humanos en el continente”.

“Cuando se defienden fórmulas simplistas, anacrónicas y ya fracasadas para resolver problemas complejos, la democracia se debilita y se resiente”

El presidente del Gobierno ha recordado que “no se puede gobernar contra las minorías, excluyendo voces o limitando derechos y ha señalado que, en España, “durante la dictadura, se aprendió esa lección dolorosamente. La Unidad (de España) no es homogeneidad”.

Para Pedro Sánchez  “los discursos inventados van en contra del estado de derecho cuando se recurre a la mentira o a la manipulación; cuando se promueven agravios o nostalgias inventadas, la democracia se debilita y se resiente. Y se ha referido a las noticias falsas: “en tiempos de fake news, de construcción de realidades aumentadas y hechos alternativos, no dejaré nunca de apelar a la fuerza de los datos reales, objetivos y constatables”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre