martes, 16agosto, 2022
22.3 C
Seville

Patti Smith, Scarpa, Olga Novo y mi primo favorito

Javier Puebla
Javier Pueblahttp://www.javierpuebla.com
Cineasta, escritor, columnista y viajero. Galardonado con diversos premios, tanto en prosa como en poesía. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año, El año del cazador, 365 relatos que encierran una novela dentro.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El rey de los lunes -dos veces cada mes- es mi amigo Scarpa, Gonzalo Escarpa, quien por acto de magia los convierte en poesía. Pero sucedía que el lunes veinte de junio de 2022 tocaba Patti Smith en Mad Madrid y venía mi primo favorito desde Valencia a verla, y además tenía una entrada para mí guardada en el bolsillo. ¿Cómo negarse, rechazar regalo tan divino?

Tendría que quedarme, y era el último lunes antes del verano, sin la magia y la poesía de Pita Sopena, Scarpa y demás amigos.

Pero no fue así, pues las cosas sucedieron como explicaré a continuación. Los dioses debían estar de buen humor conmigo . Escarpa y Pita Sopena acabaron su show en Ámbito Cultural mucho más rápido de lo habitual porque también querían ver el concierto, y no sólo ellos – los dioses estaban el pasado lunes generosísimos – sino también la muy interesante poeta Olga Novo, que había ocupado el escenario de la planta 4 de Callao esa misma tarde y que también estaba dispuesta a mezclarse entre el público para ver a la gran Patti Smith.

Lo pasamos como indios, lo pasamos como niños. JESUCRISTO HABÍA MUERTO POR LOS PECADOS DE ALGUIEN PERO NO POR LOS NUESTROS.

La Smith parecía la de siempre, la que se convirtió en inmortal cuando tenía veinte años y grabó su primer álbum, el incomparable HORSES.

Cantaba y se iba haciendo de noche….

Recitó con su voz adolescente, siempre adolescente y desafiante, un poema de Ginsberg. Y yo sé que lo hizo y además tengo testigos porque Scarpa y Pita estaban allí, porque Olga Novo estaba allí, y también porque a mi primo favorito estaba allí, y además a él le gusta mucho Ginsberg.

La noche empujaba la luz del día para disfrutar, también ella: la obscura, de Patti Smith.

Tanta gente, tantos aplausos, tanta alegría de vivir. Aquello parecía Nueva York, con todas las generaciones mezcladas. NO AGE PEOPLE.

Y luego ya sólo mi primo y los colegas en un bar, aunque se había pasado la hora límite para coger el metro, hablando de todo un poco y también de un concurso de raros.

A todos nos habría encantado presentarnos y ganar el segundo premio.

Sucedió en Madrid, MAD MADRID, y lo cuento con burbujas y apresuradísimo, porque ese fue el tono y ese fue el ritmo.

( Mecanografía: MDFM )

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído