Pablo Iglesias recuperó su tono más duro en el debate de investidura de Pedro Sánchez al arremeter contra la “ultraderecha y la ultraderecha ultraderecha”, según dijo el líder de Unidas Podemos ironizando sobre la deriva reaccionaria de PP y Vox. Por contraste, se mostró condescendiente con el candidato socialista, del que se despidió de la tribuna de oradores con un “sí se puede, adelante presidente”, mientras los diputados socialistas le aplaudían a rabiar, como si se tratara de Felipe González en sus buenos tiempos. Quién diría que este Iglesias es el mismo Iglesias que hace solo unos meses hablaba de la cal viva del PSOE y de la traición socialista al marxismo y al proletariado. Y es que el cuento ha cambiado radicalmente en apenas un par de meses.

Pero el blanco de las iras de Iglesias fue, sin duda, el bloque conservador. “Han recuperado el peor discurso de las tradiciones políticas, el discurso de la anti España. Es el discurso político de la dictadura. Su partido, el PP, fue fundado por seis partidos de la dictadura española a los que hay que darles las gracias porque un día cambiaron de chaqueta y se hicieron demócratas. Hay que dar las gracias a esa gente, pero no vuelvan ustedes a la ideología totalitaria que les vio nacer porque si lo hacen la democracia les colocará en su sitio”.

El líder de Unidas Podemos agradeció a Sánchez que no solo haya hablado del “programa que nos une, sino de los retos de país que tiene el primer Gobierno de coalición de la historia reciente”. Y añadió: “Ojalá seamos dignos del texto de ese acuerdo”. Según Iglesias, ningún partido político se puede “arrogar” el derecho a representar a España porque “todos los diputados que están aquí son representantes con la misma dignidad que ustedes. El problema de ustedes, señorías de la ultraderecha y la ultra ultraderecha, es que antes que españoles son reaccionarios”, insistió.

Con todo, el alegato de Iglesias sobre política económica y patriotismo resultó impecable. “Traicionar a España es atacar los derechos de los trabajadores, vender vivienda pública a fondos buitres, privatizar el patrimonio público y los servicios públicos. La tarea del próximo Gobierno es reparar las traiciones a España y a la Constitución que ustedes han perpetrado. Ustedes desprecian el artículo más patriota, que dice que toda la riqueza del país está supeditada al interés general”.

El líder de la formación morada aconsejó a Casado que lea más a Pérez Galdós y menos a Pérez Reverte, ya que ahí encontrará la esencia de España. Y acto seguido interpeló directamente a Santiago Abascal: “He escuchado su discurso y creo que tiene muchos insultos. Sus votantes no tienen problema en votar a un facha, pero creo que sus votantes prefieren a un facha educado. Lo único que quiero preguntarles es si cuando dicen que van a usar todos los medios para hacer oposición se refieren a medios legales, que es lo que nosotros esperamos”, manifestó en alusión a las declaraciones de algunos dirigentes de Vox que han apelado a un hipotético levantamiento del Ejército para salvaguardar la unidad de España.

“Abandonamos una década que en muchos aspectos ha sido perdida. De corrupción y de pérdida de derechos sociales, en la que la derecha ha convertido el conflicto territorial en una de las claves que tendremos que afrontar”, puntualizó Iglesias. Además, añadió que también ha sido una década de esperanza gracias a los movimientos sociales y al avance del feminismo. “Tenemos la responsabilidad de convertir el sí se puede en políticas concretas”.

Sobre el pacto con el PSOE, Iglesias cree que se trata de un programa de Gobierno de “reconstrucción” de los derechos sociales perdidos. “Contra la extrema derecha, justicia social. Ustedes se opusieron en su día al divorcio y hoy en día muchos son personas felizmente divorciadas”, dijo dirigiéndose de nuevo al PP. “Ustedes se opusieron a que los homosexuales se pudieran casar. ¿Se imagina señor Maroto no poder casarse hoy en día con quien quisiera? Los avances se seguirán dando en este país a pesar de ustedes”.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Pablo iglesias brillante valió la pena escucharte mesupo a gloria y mesupo apoco el tiempo que as estado interviniendo pero valió la pena que vien empleado está mivoto

  2. Dicen que las circunstancias crean su lideres y, si hace falta, sus héroes. Las palabras son de líderes. Espero que sus actos sean de héroes. Los vamos a necesitar.

  3. P. Iglesias es el mismo de antes o sea un político comprometido con el españolito de a pié, no un empresario metido a política ni un político chusquero que en su vida no hay hecho otra cosa que medrar en los pasillos oficiales, alguno bien pagado con las mamandurrias de la genovesa. A lo largo de este túnel queremos entrever alguna luz de esperanza.

  4. YA BASTA, ¡POR FAVOR! SOBRE EL DEMOSTRAR ÉTICA O LO QUE NO HACEN NUNCA LOS ESPAÑOLES. Primero que empiecen no vetando lo que piensa “el otro”, a ver si puede ser. La ÉTICA siempre guarda una RELACIÓN-DEPENDENCIA DIRECTA con la verdad racional. Es decir, solo existe la ética en alguien si ya ése alguien ha tomado todas las medidas posibles para NO TAPAR LA VERDAD RACIONAL. Más claro, solo existe la ética en tal o cual sociedad si tal sociedad concreta ha tomado todas las medidas posibles para no tapar al que demuestra razón o para NO TAPAR LA VERDAD RACIONAL. Pero, piensen: cuando la sociedad era totalmente esclavista, todos tenían como primera misión el decir que ERAN BUENOS y que tenían la ética perfecta (y ayudándoles para tal misión todas las infraestructuras sociales, todos los poderes, todas las grandes presiones, todas las maquinarias de manipulación-tortura o todas las capacidades reales de vetar); sí, asimismo en cualquier irracionalidad parecida de la sociedad de ahora van a seguir diciendo que SON BUENOS…. mientras que objetivamente también, a la vez, hacen agonizar al que sí de verdad aporta razón o equilibrios y conciencia y esfuerzos de tal error. O sea, dicen que son BUENOS sincronizado esto con un matar al bien al mismo tiempo. José Repiso Moyano

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre