Podemos nació espontáneamente desde el desencanto y la indignación a través del Movimiento 15M, porque el PSOE (sus dirigentes) tiró por la borda, principios, valores y convicciones. Después de constituirse el 11 de marzo de 2014 en organización política, concurrió por primera vez a unas elecciones al Parlamento Europeo el 24 de mayo de ese mismo año, obteniendo 1.253.837 votos (7,98%) y 5 europarlamentarios. En las generales del 20 de diciembre de 2015 estuvo a punto de sobrepasar con 5.189.463 votos (20,7%) y 69 diputados al PSOE que consiguió 5.530.779 votos (22,01%) y 90 escaños y convertirse en la fuerza hegemónica de la izquierda.

Ese fue su techo máximo alcanzado y desde entonces, ha ido cada vez más a la baja, como consecuencia de no haber articulado un proyecto que respetando la diversidad y pluralidad tuviera consistencia estatal. Las divergencias con sus confluencias y depuraciones orgánicas y personales, incluyendo a gran parte de su núcleo fundador, le ha venido pasando factura.

De cara a la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal (Vista Alegre III), que culminará el 21 de éste mes, sus principales protagonistas con Pablo Iglesias al frente, empiezan a lanzar mensajes edulcorados y tendenciosos para preparar las previstas resoluciones, que sin duda marcaran el futuro de su formación política Podemos.

Se suele decir, que todas y todos somos necesarias o necesarios pero nadie imprescindible. Esa lógica y deseada frase se podría aplicar a cualquier sector de la Sociedad menos al político, salvo honrosas excepciones, siendo de las más importantes y significativa el de José (Pepe) Mujica expresidente de Uruguay, que aparte de no acaparar ni aferrarse a los cargos que desempeñó, lo hizo dando ejemplo de austeridad y humildad. Ha sido y continua siendo uno de los principales referentes ideológicos de la izquierda.

El tiempo que duró su mandato como presidente de marzo 2010 a marzo 2015, no quiso alojarse en la residencia presidencial y continuó viviendo en su modesto rancho de las afueras de Montevideo. Sus discursos y sobre todo ejemplos como donar el 90% de su sueldo de la presidencia para la ayuda contra la pobreza, difícilmente se ha visto en otros políticos y mandatarios.

La política en nuestro país por ”sus propios méritos” está muy denostada, hasta ser el segundo problema después del paro que más preocupa a la ciudadanía. ¡Cuanta falta nos hace ejemplos como el de Pepe Mujica!.

Parecía que con la llegada de Podemos y sus jóvenes dirigentes se resolvería esa asignatura pendiente, pero está comprobado que salvo pocas y honrosas excepciones, quienes por elección o designación entran a formar parte como cargos públicos en las instituciones, desean continuar viviendo de los mismos como políticos profesionales. Lo malo es que suelen lograrlo y es que las estructuras y funcionamiento de sus respectivas organizaciones políticas se lo permiten, jugando también a su favor la propaganda y los efectos mediáticos que les producen el desempeño y poder de sus cargos.

Aunque las gestiones que realicen no sean nada excepcionales, pero los medios de comunicación las magnifican debido a los cargos que desempeñan, ejerciendo una gran influencia en la Sociedad en general y en la militancia poco reflexiva y sumisa de sus propios partidos políticos en particular, haciendo muy difícil o prácticamente imposible la alternancia, a no ser que ésta sea como consecuencia de dimisión y abandono del cargo a ser reemplazado. Una prueba muy evidente y que está ocurriendo en la actualidad, es la preponderancia de Inés Arrimadas en Ciudadanos, para lograr casi sin oposición el liderazgo de su formación política, en sustitución del dimitido Albert Rivera.                              .

Otro tanto lo más probable ocurrirá con Pablo Iglesias y su predecible reelección como secretario general y con arreglo a las resoluciones previstas en la referida Tercera Asamblea General Ciudadana Estatal, su fecha de caducidad no tendrá limites. Que diferente al mensaje y discursos iniciales de Podemos, tratando de hacer creer que la política es para ejercerla de forma vocacional y por un tiempo determinado, según el acuerdo adoptado en Vista ALEGRE II de dos mandatos o legislaturas si es orgánico o institucional respectivamente y en casos muy excepcionales de tres.

Si cambian ésta aún vigente resolución, no cabe la menor duda de que el profesionalismo de la vida política empieza a hacer efecto también en Podemos, con el consiguiente alejamiento de la mayoría social que dicen o pretenden representar. Lo mismo que la medida aprobada y muy bien recibida, de que ningún cargo público de Podemos podría sobrepasar su salario 3 veces el SMI, con toda probabilidad se modificará y dejará de aplicarse y aunque utilizando un calculado mensaje no se especifica claramente, pero la impresión es que será al alza.

Como a otros partidos políticos a Podemos igualmente le ocurre, que en todos sus ámbitos está muy jerarquizado, salvo el PNV que para evitar la dualidad de cargos y no se sea juez y parte, desliga el cargo púbico del orgánico y es éste el que prima, apoyando a sus representantes institucionales para que realicen una buena gestión, pero igualmente controlándoles para que no tengan  excesos o conductas indeseadas.

Los hiperliderazgos no son nada recomendables pues suelen mediatizar y condicionar a las propias organizaciones políticas y pasarle factura a la Sociedad.

Con toda razón, Podemos criticaba la grave lacra producida por la casta política, lo malo es que ellos también deriven en lo mismo y frustren las ilusiones y expectativas creadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorPara acabar de arreglarlo
Artículo siguienteIRPH: el limbo en que quedan los afectados con viviendas VPO
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre