La semana pasada volví a esa gran plaza de mercado que es IFEMA, a una feria presencial que es HIP (Horeca Innovation Planet). Eso sí, con todas las medidas de seguridad, empezando por tomarte la temperatura en los tornos de entrada al recinto, y siguiendo por ir todas las personas con mascarilla todo el rato. Cuando probábamos algo, nos bajábamos la mascarilla un par de segundos y luego nos la subíamos. Incluso en la zona VIP, sentado con tu cédula de convivencia, si se te olvidaba subirte la mascarilla, amablemente Patricia y Andrés te la recordaban.

Como comentaba Ernesto de Findus, se agradece volver a vernos, de hecho, el primer día fui para comprobar que no éramos hologramas, sino personas físicas, conociéndonos y creando relaciones de valor. Por algo tradicionalmente IFEMA es el segundo motor económico de Madrid, el primero es el aeropuerto.

Me fascina la capacidad de adaptación de los seres para seguir adelante y encontrar la forma de generar bienestar por encima de las circunstancias. Hace un año, con mi socio Jaime, fuimos a HIP 2020 en plan lista de la compra, creyendo que en marzo nos reuniríamos con un inversor que diera pie a nuestra startup.

Pero la Covid19 se adelantó al inversor y nos dejó sin su inversión, lo cual no nos frenó: en junio creamos la Sociedad Limitada y en diciembre lanzamos el producto al mercado. Este HIP nos ha servido para conocer a inversores, proveedores y amigos para atravesar el desierto que es emprender, como Sandra de la Taquería La Tentación, en pleno Mercado de San Fernando, en Lavapiés.

De HIP aprendí mucho de las preguntas que hicieron Eva Ballarín, Octavio Llamas o José de Isasa, pero me quedo con la frase de Alberto, quien chequeaba el acceso al auditorio principal, cuando el martes a media tarde le saludé con un buenos días y me contestó: “es ‘buenas tardes’, pero hoy está siendo un gran día, así que también vale”.

De la misma manera que IFEMA con HIP ha validado que otra feria es posible, las siguientes son Estampa, en abril, Fitur, en mayo… Barcelona acaba de dar su segundo paso de gigante con el concierto de Love of lesbian, al permitir que 5.000 personas puedan asistir sin distancia de seguridad a un concierto en el Palau Sant Jordi como segunda fase de un estudio que están haciendo con el hospital Germans Trias i Pujol.

Antes de que cargues tus dedos para disparar en las redes sociales, decirte que, con la entrada (27 €), te daban una mascarilla FFP2 y un test de antígenos, que superaron 4.994 personas. El Palau se dividió en varias zonas, se desinfectó previamente con un robot con luz ultravioleta, hubo abundante gel y el aire acondicionado se puso a todo trapo para ventilar lo mejor posible.  Habrá que ver cómo evolucionan, ya que pueden trazar al tener los datos de todos los asistentes. Como pudieron verificar en la prueba que hicieron en diciembre en las sala Apolo con 500 personas, no hubo ningún contagio.

Ya queda claro que la principal causa de contagio de la Covid19 es por vía aérea entre humanos, por eso, si todas las personas llevamos mascarilla es posible celebrar de nuevo eventos, conciertos, ferias, congresos, conferencias…

Porque reflotar el sector cultural es responsabilidad de todos, empezando por no quitarnos las mascarillas, ni reírle las gracias a los que se las quitan por los pocos euros que se dejan en su turismo de borrachera. La sostenibilidad de nuestra economía y salud dependen de ello. Estamos hablando de un 3´5 % del PIB y de unos 34.000 millones de euros.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl Gran Filtro
Artículo siguienteLa Pfizer y su cruel manera de ganar
Soy abre puertas, se me da bien conectar necesidades con soluciones. Me rijo por tres frases: la de mi madre “la vergüenza pasa y el provecho queda en casa”; la de mi padre, “la persona más feliz es la que menos necesidades tiene”; y la mía, “para crear valor hay que tener valor”. En plan profesional, soy FEO (Facilito Estrategias Operativas), cofundador de Xaudable, conecto innovación con el mercado, mentor y docente en @eoi y @SEK_lab. Emprendedor con mi startup de comida rápida saludable. Autor libro “abre puertas, cómo vender a empresas”. Miembro de @Covidwarriors. En otras décadas organicé en IFEMA la feria Casa Pasarela y fui gerente de un concesionario oficial en Madrid de motos Honda. Licenciado en Dirección y Administración de empresas por CEU San Pablo, diplomado en diseño industrial por IED (Instituto Europeo Di Design), master de comunicación aplicada en Instituto HUNE.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre