La venta del robot de cocina del supermercado Lidl supuso una revolución: un electrodoméstico que, por mucho menos dinero que el conocido de la marca Thermomix, ofrecía unos resultados que, sin ser los mismos, daban la oportunidad a los usuarios de acceder a un producto a un coste asequible para muchas familias que no pueden permitirse el desembolso de la marca alemana Vorwek.

Sin embargo, la patente habría sido vulnerada y por ello la empresa alemana recurrió ante la justicia la venta de este producto por parte del supermercado el pasado mes de junio. Hoy un tribunal de lo mercantil de Barcelona ha sentenciado que el robot de cocina Monsieur Cuisine Connect, de Lidl, debe ser retirado del mercado al violar los derechos de la patente de Thermomix.

Lidl defendía que en el mercado existían productos similares pero el tribunal ha sentenciado que «Vorwek cuenta en España con toda la protección de las características de su robot de cocina», considerando que «Lidl ha implementado de forma infractora las características de Thermomix» en su patente.

Así se ordena el cese de la importación, almacenamiento y venta de este producto por parte de Lidl, retirando de las tiendas los que queden disponibles, para proceder a su destrucción. Deberá, además, indemnizarse a Vorwek, que reclama el 10% de las ventas realizadas como compensación.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Es que era evidente que les iba a caer una demanda. Son robots de cocina con un diseño muy similar, funciones casi iguales y encima una diferencia de precio deshonesta.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre