La guerra comercial entre Trump y China va a tener una víctima hacia la que se entiende que va dirigido este ataque que podría ser, en cierto modo, calculado por las dos grandes potencias: Europa, una región donde se encuentran algunas de las economías más importantes del mundo pero que, de momento, tiene una importancia fundamental para mantener el ciclo económico. La exportación es el elemento primordial para que las grandes potencias europeas sigan manteniéndose en el estatus actual. Europa no dispone de materias primas ni de gigantes tecnológicos. Sin embargo, dispone de industria. La anterior crisis demostró cómo las fábricas y la demanda exterior fue el trampolín que llevó al crecimiento. Todos los países de la UE se volcaron en potenciar las exportaciones, copiando el modelo alemán basado en la competitividad.

A día de hoy, la Eurozona es la región económica que tiene un mayor superávit, por delante de China y de Estados Unidos, con un resultado cercano al medio billón de euros. En este dato está el quiz de la cuestión. Las dos grandes potencias podrían haber creado una «falsa» guerra comercial para ahogar a la economía europea y quedarse con ese pastel que sería fundamental para apuntalar las políticas proteccionistas norteamericanas y para incrementar la competitividad china.

Y ya está teniendo consecuencias porque la Eurozona está viendo cómo su principal factor para generar crecimiento se está cerrando por la guerra comercial, lo que ha llevado al FMI a recortar sus previsiones en un 33%. Los casos de Italia (90%) y Alemania (66%), dos de los motores económicos de la UE, son significativos.

Dos frentes son los que están afectando directamente a la economía europea por culpa de la guerra comercial entre China y Trump. En primer lugar, una parte muy importante de la producción industrial son componentes utilizados por las industrias de otros países. Por tanto, si el comercio se debilita, como lo está haciendo, los más afectados serán estos países. Este hecho provocará que tanto Estados Unidos como China crezcan más que Europa y el FMI ya lo ha advertido dando una previsión para los norteamericanos del doble que para la Eurozona y a los chinos cinco veces más.

Por otro lado, la devaluación de la moneda china (yuan), dado que las exportaciones europeas al gigante asiático se están encareciendo, mientras que las importaciones de productos chinos se han abaratado. Esto se traduce, como es lógico, en una pérdida de competitividad.

Por tanto, ¿quién podría dejar de pensar que esta guerra absurda entre Estados Unidos y China se trate de una añagaza o una estrategia comercial con el objetivo de ahogar a la economía europea para hacerse con ese medio billón de euros de superávit? De las élites financieras, económicas y empresariales se puede esperar cualquier cosa. No han dudado jamás en provocar hambrunas, guerras o crisis humanitarias si con ello lograban aumentar sus cuentas de resultados.

Ya se está hablando de una nueva recesión cuando aún el mundo no se ha recuperado de la crisis global de 2008 y los pueblos siguen sufriendo sus consecuencias. En Diario16 ya lo adelantamos en el mes de enero de este año y los acontecimientos de estos últimos meses están certificando lo publicado.

En la última crisis financiera esas élites económicas ganaron billones de euros y encontraron el nicho de negocio para seguir apoderándose de la riqueza mundial, es decir, que la crisis se ha convertido en una estrategia más que en una consecuencia, como solía ocurrir hasta ahora. En segundo término, y esto es preocupante, se están aprovechando de los ciclos para implementar modelos de recesión paulatina que van afectando a corporaciones sistémicas que, en un momento determinado, serán las que provoquen el crash, tal y como ocurrió en 2008 con Lehman Brothers. En tercer lugar, los datos del mercado demuestran cómo una nueva crisis está más cerca de lo que muchos piensan. En cuarto término, hay dos importantes entidades financieras sistémicas que están en serias dificultades y que podrían ser las elegidas por los poderes económicos para ser la excusa perfecta de un derrumbe de los mercados.

El comportamiento de los bonos del Estado de las principales economías occidentales también muestra cómo se trabaja en inversiones a corto plazo ya que tienen una mayor rentabilidad que en largo, por lo que, en este año 2019, es probable que se genere una venta masiva de productos a largo plazo. Este fenómeno se dio en las tres últimas recesiones.

Las ciudadanías deben prepararse para una nueva recesión, mucho más dura que la de 2008, con las dos potencias económicas intentando ahogar a Europa. Las élites no tienen ética ni conciencia. Sólo buscan aumentar sus beneficios, salvo que el pueblo decida, de una vez, tomar cartas en el asunto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Objetivo de Trump y China: destruir Europa pues ojala lo consigan empezando por este estercolero corrompido llamado España y así ver reventar al Banco Santander y a la presunta parricida de Cantabria

  2. Destruir europa y España ya la estan destruyendo los gobiernos que tenemos cuando roban la propiedad privada a mas de 1500.000 españoles ahorradores del Banco ^Popular,y a lo mejor otros 1500.000 mas por otras causas parecidas.

  3. Europa se ha buscado el odio interno y su propia destrucción al robar a sus propios ciudadanos y al mantener a burócratas parásitos como el guindos enchufado en el BCE. Después del robo del banco popular y hasta que no vea que en europa hay justicia, por mi, europa se puede ir al garete. Si demuestra grandeza y justicia, reparando el robo de banco popular e instando a meter a sus autores en la cárcel, habrá llegado el momento de luchar por Europa, por sus regiones y por más integración, si se demuestra que no hay justicia y está igual de podrida que la españa de felipón calzón y la defraudadora de la lista Falciani, que reviente europa.

  4. A mi me da igual ( y supongo que a mas de 1500.000 españoles ) que europa y españa se vaya al garete mientra no me devuelvan lo robado en el Banco ^Popular, pues era el ahorro para mis hijos,y vino el puto gobierno de Rajoy y nos roban premeditadamente la propiedad para regalarsela al otro banco ladron el Sanladron.Y todos los demas bancos y partidos politicos callados asi como los medios de comunicacion,y la corona que no defiende a sus subditos mientras los roban mientras duermen. Entonces que vamos a esperar de un pais que nos roba?.

  5. por mi como si toda Europa se unde en el mar es lo que se merece entre este robo descarado a un 1500000 ciudadanos accionistas del 6 banco de España para luego regalárselo al santander y con la invasión patrocinada por húngaro soros que va ha ser la ruina total de esta corrupta Europa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + seis =