Mientras mujeres, y muchos hombres, unían en un grito común sus voces desde plazas, pueblos y ciudades de toda España contra la violencia de género, una mujer moría desangrada en su casa por un nuevo caso de crimen machista. La víctima 45 de esta lacra en lo que va de año.

Una mujer senegalesa, de 44 años, madre de dos hijos y vecina de Monzón (Huesca) ha sido asesinada por su expareja, que fue detenido pocas horas después, según han confirmado fuentes de la Delegación de Gobierno en Aragón.

El detenido es también de origen senegalés y vecino de la localidad oscense de Binéfar.

La noticia del asesinato por violencia de género ha sido como un mazazo para los millones de personas que ayer se lanzaron a a la calle para decir Basta ya a la violencia de género.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre