«Nuestros cuerpos son nuestros, nosotras decidimos». Haciendo uso del clásico lema del feminismo respecto a la interrupción voluntaria del embarazo, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados, que todas las mujeres, incluidas las menores de edad, podrán decidir libremente si interrumpen o no el embarazo, sin la obligatoriedad que dispone la vigente ley de 2015 por las que las mujeres menores deben tener obligatoriamente el consentimiento de los padres para poder acceder a este derecho fundamental. 

Montero ha anunciado que llevará a cabo una reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esta derogación busca «asegurar» que «todas las mujeres» puedan tener el derecho a decidir sobre sus cuerpos. 

y reivindicamos una maternidad libremente decidida y sobre todo una vida sexual plena y libre», ha explicado Montero en el Congreso. 

La reforma que se aprobó durante el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015 incluyó que las menores de 16 y 17 años debían tener el consentimiento paterno o de sus tutores legales para poder abortar.

Montero no ha concretado más sobre esta importante reforma legal que, según ha subrayado, busca «asegurar» que «todas las mujeres» puedan tener «derecho a decidir sobre sus cuerpos» y también que el Gobierno está «haciendo todo lo posible para mejorar la salud sexual» de todas ellas sin excepción. De este modo, se pretende también dotar a las mujeres de «formas más novedosas» de anticoncepción y la promoción de la educación sexual y reproductiva.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre