No se confíen queridos gobernantes, no nos traten de imbéciles ni de incultos, todos los ciudadanos de este país sabemos, muy pero que muy bien qué es democracia. No se equivoquen, que lleven meses y días repitiendo constantemente que la democracia es el cumplimiento de la ley, no hará que ésta sea la definición real de la misma.

Se lo aclaramos para que no se confundan, ya que democracia es el compromiso de toda una gente que se reconoce como colectivo, que se organiza según la decisión más votada, que respeta a la opción minoritaria sin humillar ni ningunear su voto y, en base a estos acuerdos mayoritarios, genera leyes.

No se despisten señores, no pierdan la atención ni vuelvan a espetar que democracia es estado de derecho. No olviden que democracia es vivir con ese ordenamiento jurídico legitimado por la gente que así lo ha decidido y por ese preciso motivo lo cumple. ¿No va siendo hora de dejarnos de feudalismos?

Llevan años justificando su incompetencia para sacar un país adelante: que si la recesión, que si la crisis, que si mi amiguito del banco, que si mi alcalde preferido, que si puertas giratorias, que si… ¡Que sí!!! ¡Que sí!!!! ¡Que me voten a mí!!!! Que cuando deje de tener excusas de mal pagador, entonces, si me conviene, cumpliré con el programa electoral.

Y llega un día en que se encuentran con un pueblo que se siente colectivo, que pide a sus representantes políticos que cumplan con aquello en lo que hay que estar atento; que les dicen alto y claro: “nosotros queremos votar para decidir cómo nos queremos organizar porque lo que tenemos no es lo que nos merecemos, tenemos derecho a decidir nuestro futuro y tenemos la convicción de que podemos organizarnos mejor que hasta ahora. Nuestra propuesta es crear un país nuevo”.

Celebramos una votación para saber cuántos queremos un país nuevo, nos moléis a palos y lo negáis, nos humilláis sin respetar ni un solo artículo de la santísima Constitución española. Olvidáis los derechos fundamentales, los retorcéis y los enviáis a paseo, y como la frustración y la convicción de la gente es más fuerte que cualquiera de vosotros, sonreís pensando que ya lo hemos normalizado.

Por miedo reaccionáis provocando más miedo. Detenciones ilegales, los Jordis, Oriol y Quim de rehenes, cese del govern legítimo en base a lo que os da la gana; descabezáis la democracia entre barrotes y Bruselas. Las cacerolas resuenan en las ciudades y los pueblos, pero pensáis sonriendo que lo hemos normalizado.

Hemos normalizado cargas policiales ilegales (una intervención policial no debe generar mayor perjuicio que el que trata de evitar, a ver si en realidad se trató de una operación militar con policías por aquello del artículo 7); hemos normalizado vivir con derechos fundamentales básicos vulnerados, hemos normalizado que la ultraderecha se sienta legitimada a insultar y a agredir por la calle. También hemos normalizado los presos políticos y exiliados, los recursos de inconstitucionalidad, las interpretaciones del Código penal dignas de Coffe shop en pleno Ámsterdam, las euroórdenes retiradas, currículos falseados. ¡Hasta la vergüenza ajena hemos normalizado! Normalizamos, incluso, que nadie sepa quién se esconde detrás de M. Rajoy. Normalizamos que nos digan que tenemos que ser normales y “de bien”.

Normalizamos sus estrategias, y la última ha sido modificar mediante un decreto el Acuerdo del Consejo de Seguridad Nacional, por el que se regula el Comité Especializado de Situación.

Esto va a tener que ver con que están allanando el camino para aplicar la Ley 36/2015, de 28 de septiembre, de Seguridad Nacional.

¿Pretenden que normalicemos esto también? Art 116 CE: El estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos.

¿Sabéis cuándo es legal aplicar el estado de excepción a los catalanes? Sí, cuando les dé la gana, no según los requisitos que exige la ley que lo regula 4/1981: Cuando el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, el normal funcionamiento de las instituciones democráticas, el de los servicios públicos esenciales para la comunidad, o cualquier otro aspecto del orden público, resulten tan gravemente alterados que el ejercicio de las potestades ordinarias fuera insuficiente para restablecerlo y mantenerlo.

Pues miren y sigan atentos, porque esta situación, que les permitiría aplicar el art.13, no la hemos normalizado, ya que dicha situación no existe en Catalunya, porque de forma democrática hemos decidido no sólo ser pacíficos sino respetuosos a la vez con aquellos que lo ven distinto.

No normalizaremos esta situación, deberán inventarla. Pero tranquilos porque con unas fake news, más algún hiperventilado, podrán. Nosotros, por nuestro lado, no normalizaremos nada más; ni porras, ni presos, ni exilios, ni ignorar resultados electorales, ni amenazas. No lo haremos porque no es normal, e izamos nuestra bandera para exigir democracia.

No normalizamos gobiernos que incumplen su programa electoral; izamos aquellos que cumplen con su programa y escuchan al pueblo para representarlo.

¡No normalicen porque, ante todo esto, lo normal es izarnos!

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No hubiera pensado nunca vivir una situación como la actual. Pero, qué votarán los españoles en las próximas elecciones. Porque el problema es que en su ADN llevan un dictador, no un demócrata, y por eso les van bien partidos como el PP o Ciudadanos.

  2. Me dirijo a los españoles que no cantan el a por ellos, porque ese ellos, quiere decir que en algún momento tb os señalarán a vosotros. En ese ellos tb os enmarcarán cuando ellos lo decidan. Estamos perdiendo derechos, ARCO, twuiters, raperos, chicos de Alsasua, presos políticos, el franquismo nunca se fué, etc. La libertad de pensamiento y expresión se la han cargado. La corrupción campa a sus anchas, el recorte de las pensiones ya se ha materializado. Los corruptos se van de rositas. El monarca, asociado con el PP.
    Protestad, montad uno o 15 Ms, o este estado (IBEX-35) os va a convertir en perros sumisos, que es lo que desean sus élites. Despertad. La República está latente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 11 =