Querido magufo:

Podría empezar esta carta diciendo que eres un verdadero gilipollas, porque honestamente lo creo, pero entiendo que eso te dispondría mal para aguantar el resto de mi verborrea y, al final, uno escribe para ser leído. También para ser entendido, aunque en esto último no confío demasiado, me vas a disculpar.

Vaya por delante que respeto y defiendo el derecho de cada uno a creer y sostener cuantas chorradas necesite para sobrellevar la angustia de la mera existencia. Si hay señores subidos en altares diciendo que toda la humanidad desciende de una única pareja, tú también tienes derecho a creer que te han venido a ver los marcianos y te han sondado por donde nunca luce el Sol.

El problema, como con los curas, no es aquello en lo que crees, sino aquello que haces. Al igual que no es lo mismo amar al niño Jesús que violar monaguillos, es muy diferente creer que Bill Gates te quiere poner un chip y negarte a llevar una mascarilla. Lo primero quiere decir que tienes un problema para distinguir la realidad del delirio más absoluto; lo segundo, que te importa un carajo la salud de tu comunidad. De todas formas, a Bill Gates volveremos un poco más tarde.

Porque, querido magufo, esto va de solidaridad. Muchos hemos respetado escrupulosamente el confinamiento, no tanto por el riesgo para nuestra propia salud (tengo 40 años y, aunque estoy un poco gordo, no creo ser persona de especial riesgo), sino porque hemos entendido que son nuestros mayores los que están en verdadero riesgo de morir por esta mierda. Porque tal vez el virus “no sea para tanto”, pero si las unidades de cuidados intensivos se saturan va a morir mucha gente y ni siquiera va a ser a causa del covid. Por eso nos quedamos en casa, por eso aceptamos el distanciamiento social y por eso nos ponemos la puta mascarilla: por nuestros vecinos; por nuestros abuelos.

Lo hacemos por aquellos que se han dejado la vida haciendo que este país sea lo que es. Los que pelearon y pelean porque tú tengas el día de mañana una pensión digna. Por aquellos que sangraron para que tú pudieras ir a un colegio público o a una universidad. Por los que se dejaron la vida para que tú disfrutes de la libertad para decir las mamarrachadas que ahora dices.

Así que cuando te niegas a ponerte una mascarilla, no estás siendo un revolucionario que se resiste a la opresión del poder, de la “verdad oficial” o de los Men in Black. Eres, en realidad, un egoísta absoluto. Un tipo que antepone sus creencias al riesgo potencial que sus acciones suponen para un tercero. Y oye, las cosas como son: si tus creencias se basaran en la ciencia y te llevasen a cuestionarte determinadas cosas, tu ejercicio de libertad sería hasta defendible.

Pero no. Qué va. La ciencia a ti te resbala. O peor aún: la niegas tildándola de verdad oficial, un eufemismo para no llamarle mentira, porque si vas a junto de alguien que ha sobrevivido a un cáncer gracias a la quimioterapia y le dices que la medicina es mentira, lo más normal será que se descojone en tu puta cara. Y a nadie le gusta que se rían de él.

La palabra clave de tus delirios es ego. No encuentro otra explicación. Hay que tener un ego muy inflado para sostener sin rubor que siglos de avances médicos son mentira y creer que tú, con tu curso CCC de reiki y flores de Bach, estás en disposición de enmendarle la plana a gente que ha invertido décadas de su vida en mejorar la de todos, muchas veces en condiciones de absoluta precariedad.

No buscas la libertad de nadie, querido magufo. Buscas masturbar tu ego sin necesidad de llevarte la mano a la genitalia.

Avergüenzas a un país entero cuando vas a manifestarte contra el uso de la mascarilla. Cuando coreas estupideces como “queremos ver el virus”, porque debe ser que las cosas que no se pueden ver no existen. No existe la atmósfera ni la capa de ozono. No existe el núcleo de la Tierra –de hecho, es hueca o plana, según algunos de los tuyos–, ni tampoco los glóbulos rojos, las criaturas microscópicas, los átomos, el ADN, la electricidad o el gas butano.

Tampoco existe la señal wifi que te permite estar leyendo este artículo desde tu móvil, todo el mundo sabe que las comunicaciones se hacen como en Érase una vez la vida: hay unos tipos azules que van de un lado a otro a toda hostia –y no son a los currelos de Amazon– entregando paquetes de datos para que tú puedas jugar al Fortnite, claro que sí. En tu ordenador con sistema operativo Microsoft. Ahí no te controlan, ¿no?

Esa es otra: ¿qué carallo os pasa ahora con Bill Gates? Porque lo de echarle la culpa de todo a Soros se entiende, que para eso es judío –esto ya hubo quien lo pensó antes que vosotros–, pero ¿a Bill Gates? Sí, las prácticas monopolísticas de Microsoft han sido durante muchos años un verdadero cáncer para la industria del software y sus sistemas operativos tienen más agujeros que unos calcetines después del Camino de Santiago, pero vosotros no vais por aquí.

Decís que la vacuna contra la covid es mentira, que en realidad se trata de un gran plan para ponernos a todos un chip como si fuéramos animales domésticos. Un chip de control, seica, que se activaría mediante tecnología 5G.

Me faltan los conocimientos necesarios para explicaros por qué eso es una soberana estupidez, aunque sí puedo deciros que hemos sobrevivido a otras cuatro “Gs” anteriores y aún tenemos pendiente encontrar al primer muerto a causa de dicha tecnología. De hecho, sin esas tecnologías, no podrías estar viendo a ese otro descerebrado que anuncia haber descubierto la verdad verdadera de la buena desde su página web con 50 visitas. ¿Por qué ese señor que ha descubierto la verdad sigue vivo si ha destapado una grandísima conspiración de todos los gobiernos del mundo? Con lo fácil que es sacarse a gente incómoda de en medio. Pregunten a Putin, que en esto se queda solo.

Querido magufo, voy terminando, que esto ya va largo y sé que no va a servir de nada en absoluto. El mundo es complejo y está lleno de incertidumbre, así que tú vas a seguir reduciéndolo a un mal chiste donde una élite secreta de malvados multimillonarios intenta exterminar, controlar o reprogramar a la mayoría de la población mundial. Porque cuando no entendemos la realidad y solo somos capaces de percibir trozos de ella, nuestro cerebro está programado (¡uy lo que he dicho!) para rellenar los huecos con cualquier cosa medio creíble que pille por ahí. Explicaciones simples a fenómenos complejos.

Me hago cargo también que esa sensación de pelear a la contra del oficialismo tiene un halo romántico que os hace sentir que sois La Resistance francesa oponiéndoos a la ocupación nazi, así que imagino que este artículo no os hará plantearos nada. Si acaso, os dará para echaros unas risas en vuestro próximo Skype (de Microsoft, por cierto) de “despiertos”, un autocalificativo que os colgáis y que dice mucho más de vuestros egos insatisfechos que de los que seguimos durmiendo.

Y eso es todo por hoy, mi querido magufo. Te mandaría un abrazo, pero yo sí respeto la vida de los demás por encima de mis propias ideas, así que te va un choque de codo en su lugar. Cuídate si decides volver a manifestarte con el resto de la clase de educación especial contra las mascarillas y no te olvides el gorrito de papel Albal por si las microondas. Dale saludos a Pàmies y a Miguelito Bosé, que últimamente se lo ve un poco desmejorado de lo suyo.

Me despido con mis mejores deseos para ti y los tuyos (especialmente para ellos), no sin antes desearte toda la suerte del mundo en la próxima ceremonia de los premios Darwin.

Salud y República.

7 Comentarios

  1. Como si no nos llevaran ya por donde quieren gracias a los medios. Ganando elecciones e intentando derribar gobiernos si no les gustan.La borregada bala al son de lo que le echan cada dia.ahora toca ocupas y mañana redesivir.

  2. 1:Quizas culpar a Bill Gates tenga su razon y su motivo:No hace tantos años en una conferencia hablo de la superpoblacion mundial(Busquenla,en internet esta),de que habia que bajar la poblacion mundial porque somos muchos y hablo de las vacunas y en su juego de palabras dijo que esto seria posible a traves de LAS VACUNAS,hilando mas finamente..¿Quiso decir a traves de virus?
    2:lo de la ciencia y los cientificos es muy relativo,preguntemonos respecto al uso de mascarillas..¿Cuanto hace que decian que no era necesaria salvo en algunos lugares y situaciones?la OMS¿hasta cuando no ha recomendado su uso?Estas cosas son las que crea incertidumbre.¿Que se siente cuando te obligan a usar mascarilla para pasear por la orilla del mar,en soledad y sin nadie cerca?
    Un pais que no habla,sino que grita cuando habla ¿Hasta donde llegan disparadas las gotitas con virus?Hasta los 2 metros o hasta los 5 metros.
    ¿Porque no se le dice a las gentes que vayan a tomar el sol,el aire, a darse paseos y baños en el mar cuando esto es remedio sano para los virus y sin embargo te dicen que los rayos UV sirven para desinfectar?
    3:¿Que tiene que ver en todo este asunto el Reiki y las Flores de Bach?De verdad..¿Que tiene que ver?Son terapias naturales,tan validas o mas algunas veces que algunas terapias no naturales.A veces,en un estado de ansiedad por ejemplo,es mejor tomarse unas gotitas de Flores de Bach a la vez que te ponen la mano sobre la cabeza que tomarse un hipnotico quimico como el Valium.Si funciona,si sirve,pues eso es lo que vale.
    4:Las ondas electromagneticas no son buenas para los seres vivos(plantas,animames,peces,seres humanos)asi que cuanta mas potencia tenga estas ondas,mas peligro para todo..¿Que vivimos en un mundo lleno de ondas electromagneticas?Pues si,pero por eso no deja de ser dañino.Solamente un microondas(ondas magneticas)ya es de por si malo.El 4G ya es dañino,el 5G tiene mas potencia que el 4G..ahi queda.
    5:Pamies es un señor que en su medio es un cientifico,estudia y trabaja con plantas,exactamente igual que muchos cientificos de multinacionales de laboratorios que estudian y trabajan con plantas y manipulan plantas para lograr remedios.¿La aspirina no es una planta?¿El Sintrom no es una planta?El Tamiflu,remedio santo cuando la existente y olvidada gripe A,acaso no es el anis estrellado elaborado quimicamente?

    • Muy buena respuesta, y sin insultos, como debe de ser, no esta gente que niegan muchas evidencias ya, y las que quedan, que la primera palabra, es ya un insulto no lo entiendo, no saben escribir sin eso?

    • 6. …y la luna es de queso.

      La cosa es que mientras te pongas la mascarilla y guardes la distancia de seguridad, puedes creerte sin problema que lo que has escrito está cerca de la realidad. De eso va el artículo.

  3. Cada uno es muy libre de pensar lo que quiera y tener su propia ideologia como si quieren pensar que las vacas vuelan es su problema,lo que inaceptable es que por creer burradas se hagan actos y manifestaciones que atenten contra la salud de los demás

  4. Óscar González, dices respetar y defender el derecho de cada uno a creer y…. respeto después de llamar retrogradados, necios, gilipollas, magufos, etc.? Eres un irrespetuoso y cínico y a pesar de individuos como tu, somos muchas y muchos las que nos informamos, comparamos y decidimos que hacer según nuestro criterio en libertad y respecto ( de verdad y no como el tuyo) hacia los demás. No hace falta añadir mucho más sobre ti pues en tu articulo quedas muy bien retratado. Salud y Libertad.

  5. Guste o no, la opinión de quienes no creen en la dictadura del Covid-19, y aprovecha el Gobierno comunista de España para tener el rebaño sumiso, es tan válida, o mucho mayor, que la de Fernando Simón, la OMS y una cuadrilla de interesados de que esto, el coronavirus se alargue en el tiempo…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre