El Ayuntamiento de París ha sido multado con 90.000 euros por emplear a demasiadas mujeres en puestos directivos desde 2018, incumpliendo así las cuotas de género previstas en la legislación francesa en ese momento. La sanción se impuso debido a una ley de 2013 que preveía un máximo legal del 60% de género para los puestos directivos. La norma fue revocada en 2018, pero tiene efecto retroactivo. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, admite estar feliz de recibir la multa y garantiza que entregará personalmente el cheque.

Hidalgo ha tildado la sanción de «absurda, injusta y peligrosa» y ha asegurado que «me complace anunciar que hemos sido multados por haber nombrado demasiadas mujeres en puestos de dirección«, ha asegurado.

En 2018, el Ayuntamiento de París contaba con un 69% de mujeres en altos cargos: «La ciudad debe pagar una multa por haber nombrado a demasiadas mujeres en puestos de dirección», continuó Hidalgo, que concretó que en ese momento había 11 mujeres y 5 hombres.

«El liderazgo de la ciudad se volvió de repente demasiado feminista», criticó Hidalgo que añadió «promover a las mujeres con determinación y vigor» ante el atraso «todavía es muy grande».

En este sentido, la alcaldesa de París destacó que: «Para lograr un día la paridad, debemos acelerar el ritmo y asegurarnos de que se nombran más mujeres que hombres».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre