Foto: Agustín Millán.

En un época en las que se nos ha privado de abrazos por culpa del Covid-19, ha muerto el símbolo de la Transición, el pintor de multitudes, Juan Genovés, el artista que mejor supo plasmar sobre un lienzo, el espíritu de los que significaba la democracia.

El artista Juan Genovés, el pintor de multitudes, ha fallecido a la 1:30 de la madrugada de este viernes en un hospital madrileño por causas naturales.  El pintor se encontraba, a pesar de estar a punto de cumplir 90 años este mismo mes, trabajando para una exposición que iba a celebrarse en su galería, Marlborough, que ha sido la que ha confirmado su fallecimiento.

Su obra más famosa, ‘El Abrazo’, se convirtió en un cartel para la organización de derechos humanos, Amnistía Internacional en 1976. Una imagen pintada a sangre que se conserva en el Congreso de los Diputados desde 2016, y que fue la pieza clave de la exposición del 40 aniversario de la aprobación de las Constitución española.

La obra había sido cedida por el Museo Reina Sofía, y se ubicó en el Vestíbulo del edificio del número 36 de la Carrera de San Jerónimo. Se encuentra junto a las representaciones de los Reyes de España, los bustos de los presidentes de la Segunda República Manuel Azaña y Niceto Alcalá Zamora, y el de la precursora del voto femenino en España, Clara Campoamor.

Esta representación sirvió de base para el monumento levantado en la glorieta de Antón Martín de Madrid, en memoria de los abogados laboralistas de CCOO, asesinados en próximo en 1977.

El propio autor de ‘El abrazo‘, Juan Genovés, destacó en 2016, durante su presentación en el Congreso que la idea que quería plasma en la obra era «la reconciliación de los españoles» por la que muchos lucharon en aquella época.

Hay dos historias diferentes, la historia del cuadro y por otro, la del cartel de Amnistía (nombre con el que también se identifica al cuadro y que le sirve de base), que la Junta Democrática, en la clandestinidad, le pidió para solicitar la libertad de los presos políticos.

Genovés recordó que la obra fue vendida en 1976 a Estados Unidos pero que con el Gobierno de Adolfo Suárez, el entonces director de Bellas Artes, Felipe Garín, se empeñó en recuperarlo, y así lo hizo.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. En el recuerdo su participación con otros artistas en las pinturas que en el barrio de Canillas de Madrid hicieron en las paredes laterales de unas chabolas que iban a ser expropiadas. Artista y militante ,un hombre con conciencia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre