La muerte nos iguala a todos. Ni el banquero más rico del mundo hasta el momento ha podido evitarlo. Así, ha fallecido a los 82 años Joseph Safra, el financiero judío más poderoso y la persona más rica de Brasil. ha muerto a los 82 años por causas naturales.

Safra descendía de una familia de banqueros sirios. Junto con su hermano Moise (fallecido en 2014) construyó uno de los mayores bancos del Brasil, el Banco Safra, además de ser el propietario del Safra National Bank de Nueva York y, en Suiza, del banco J. Safra Sarasin. Los bancos atendían a clientes y empresas acaudaladas. Forbes estima que el patrimonio neto de Joseph Safra era de 23.200 millones de dólares cuando murió, según informa Forbes.

Con un perfil discreto muy similar al hombre más rico de España, Amancio Ortega, Safra, que nació en el Líbano, era reservado y huía de los focos y la prensa.

Él y su hermano Moise aparecieron por primera vez en la lista de Forbes de los multimillonarios del mundo en 2000 con una fortuna compartida de 3.000 millones de dólares. Los hermanos se separaron en 2006; Joseph compró a Moise la mitad de su imperio financiero -incluido el Banco Safra, entonces el octavo banco más grande de Brasil, el Banco Nacional Safra de Nueva York y el Banco Safra-Luxemburgo- por una suma no revelada.

Rascacielos

Era propietario, desde 2014, de un rascacielos en Londres apodado the Gherkin por un estimado de 1.000 millones de dólares. Joseph Safra también es dueño del 50% del cultivador de bananas Chiquita Brands International; el otro 50% es propiedad del multimillonario brasileño de los zumos de naranja Jose Cutrale.

El hermano de Joseph y Moise, Edmond Safra, construyó una fortuna bancaria multimillonaria y murió en un incendio en su casa de Mónaco en 1999. Su enfermera admitió más tarde haber provocado el incendio. Edmond dejó parte de su fortuna a su esposa, Lily Safra.

A Joseph Safra le sobreviven su esposa, Vicky, con la que se casó en 1969, sus cuatro hijos y 14 nietos.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorHamilton COVID falso falso ¡falso!
Artículo siguienteEl IPC se mantiene en 0,8%, sumando ocho meses negativos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre