viernes, 27enero, 2023
3.7 C
Seville

Moreno Bonilla fue presidente de Andalucía en 2018 perdiendo con Susana Díaz con el peor resultado del PP en unas autonómicas

El líder popular sólo pudo alcanzar la Presidencia de la Junta con el apoyo de Ciudadanos y de los ultraderechistas de Vox

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Sus razones tendrá el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, para haber lanzado de nuevo, a las puertas de elecciones municipales, autonómicas y generales, la propuesta de dejar gobernar a la lista más votada. Por alguna razón también circunscribe la oferta sólo a los ayuntamientos y deja en manos de “un pacto político” la gobernabilidad de autonomías y estado. Un ejemplo histórico que contradice a las claras su propuesta “de debilidad”, según han criticado desde fuera e incluso dentro del PP, es el de Andalucía en 2018, un año histórico para los populares en la comunidad andaluza.

Las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018 las ganó la socialista Susana Díaz. Pero no renovó la presidencia del Gobierno autonómico ni pudo formar gobierno. Directamente fue el candidato del Partido Popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, el que llegó a la presidencia del ejecutivo andaluz, y por primera vez en 37 años de gobiernos autonómicos no era un equipo socialista el que dirigía los designios de la autonomía. Moreno Bonilla fue presidente pese a obtener con el Partido Popular el peor resultado en unas elecciones andaluzas en toda su historia, igualando el nefasto resultado obtenido en el lejano 1990 por Gabino Puche.

Entre 2015 y 2018, Moreno Bonilla se dejó por el camino el cariño de 315.000 votantes del PP. Precisamente fueron casi 300.000 votantes más que Moreno Bonilla los que obtuvo Susana Díaz en 2018 para ganar al candidato del PP

Aquel histórico 2 de diciembre de 2018, el PP de Moreno Bonilla se quedó en 26 escaños, muy lejos de los 33 que obtuvo el PSOE de Susana Díaz. Precisamente 33 escaños fueron los que obtuvo Moreno Bonilla en su primera candidatura de las andaluzas de 2015, siete representantes más que los logrados en 2018 para llegar a ser presidente de la Junta.

Pacto cantado de PP, C’s y Vox en 2018

Quién le iba a decir lo que le esperaba al “pobre Juanma”, como cariñosamente le daban cera sus propios compañeros sin saber que tocaría pelo y llegaría a ser presidente de la Junta con el peor resultado de unas elecciones andaluzas, después de que el histórico Javier Arenas no lograra gobernar en 2012 pese a haber ganado las autonómicas a José Antonio Griñán. La democracia tiene estas cosas de la aritmética parlamentaria, que provoca a veces curiosas paradojas.

Entre la cita andaluza de 2015 y la de 2018, Moreno Bonilla se dejó por el camino el cariño de casi 315.000 votantes del PP. Precisamente fueron casi 300.000 votantes más que Moreno Bonilla los que obtuvo Susana Díaz en 2018 para ganar al candidato del PP. Pero pese a ello la entonces líder socialista andaluza no pudo formar gobierno porque la suma de las fuerzas de izquierdas no daba mayoría. El pacto de PP, Ciudadanos y Vox estaba cantado desde la noche electoral del 2-D de 2018 pese a que por primera vez un partido de ultraderecha entraba en un parlamento en este país desde la reinstauración de la democracia. El resto, con la mayoría absoluta de Moreno Bonilla el pasado 19-J, ya es historia.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. Culpa total del PSOE y de Susanita,otra que al igual que el vago Abascal no ha trabajado en su puñetera vida y solo han vivido del partido.
    Moreno Bonilla es presidente porque la izquierda andaluza se abstuvo harta de tener una presidenta alabada por la derecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído