El próximo 11 de mayo se inaugura el Paseo Marcelino Camacho en su barrio de Carabanchel, en Madrid. El fundador de Comisiones Obreras, del que se cumplen los cien años de su nacimiento, sustituirá en el callejero de Madrid al general franquista Muñoz Grandes.

Su hijo Marcelo Camacho lo anunció a través de su cuenta de Facebook y de la cuenta de Twitter oficial del Partido Comunista de España: “en este año que se cumple su centenario, el Ayuntamiento de Madrid pondrá definitivamente la calle a Marcelino”.

“Por el Paseo Marcelino Camacho, antes Muñoz Grandes”, iba su madre Josefina Semper “andando hasta la cárcel de Carabanchel con las manos marcadas por el peso de las bolsas que llevaba a los presos políticos”, afirma su hijo Marcel.

Fue detenido muchas veces por sus actividades sindicales y políticas. En l967 ‘los grises’, la policía franquista, le avisó de su inmediata detención para que se exiliara. Pero Camacho prefirió ser detenido y pasar nueve años en la cárcel de Carabanchel   tras el Proceso 1001, en el que la Dictadura juzgó a los principales dirigentes de CC.OO. a finales de 1973. Recobró la libertad en 1976.

Marcelo Camacho ha dado las gracias al Ayuntamiento de Madrid, encabezado por la alcaldesa, Manuela Carmena, y “a todos los compañeros y compañeras que lo pelearon día a día frente a la oposición de las organizaciones ultrafranquistas”, porque “el PP que tantas veces lo prometió, lo dejó en el baúl de los recuerdos.».

«Entre la maraña de lo posible se abre paso lo necesario. Existimos y avanzamos en este nuevo Madrid. Con la calle a Marcelino la memoria vuelve a muchas calles madrileñas. Preguntarán quiénes son y les contaremos la historia que han escondido durante años», ha añadido Marcelo Camacho.

Marcelino Camacho nació en Soria, luchó en la Guerra Civil en el bando republicano. La primera de sus detenciones le llevó a ser condenado a trabajos forzados en Tánger, pero en 1944 se escapó y se fugó a Orán (Argelia). En 1957 fue indultado y regresó a España.

Camacho y Samper junto a sus dos hijos regresaron y se instalaron en el barrio de Carabanchel. Josefina contaba que eligió ese barrio por su proximidad a la cárcel.

El acto en el que se producirá el cambio de nombre de la vía dedicada anteriormente al general franquista, Agustín Muñoz Grandes, y que ahora pasará a denominarse Paseo de Marcelino Camacho, será a las 17:30, en el inicio de la vía, esquina con la calle General Ricardos en Madrid.

Para CCOO de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid “no sólo da cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, sino que también homenajea al histórico líder sindical de CCOO dedicándole una calle precisamente en el que fuera su barrio, Carabanchel”, afirman en el comunicado.

El acto contará con la presencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de los secretarios generales de CCOO confederal y de CCOO de Madrid, Unai Sordo y Jaime Cedrún respectivamente, además de familiares y miembros de otras organizaciones que participarán de este homenaje.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 18 =