La cascada incesante de anunciantes que siguen retirando sus patrocinios de ‘Gran Hermano’, el programa estrella de la cadena Mediaset España, con una audiencia media superior al 30% de share en las últimas semanas, ha encendido todas las alarmas en la dirección del grupo mediático, que ha culpado al principal grupo de la competencia, Atresmedia, de la “confusión creada por la campaña denigratoria contra ‘Gran Hermano’ sobre hechos ocurridos dos años atrás”.

La productora dice ahora que el concurso “revisará sus protocolos” tras someter a la víctima al visionado de los presuntos abusos sin avisarla

Mediaset se refiere en su comunicado oficial emitido este miércoles por la tarde al caso de presuntos abusos sexuales a una concursante del programa emitido entre septiembre y diciembre de 2017. Pero no ha sido hasta ahora, dos años después de ocurridos los hechos, cuando la productora del programa, Zeppelin, ha reconocido que “fue un error la primera comunicación en el confesionario” y pide disculpas por ello a la presunta víctima de los abusos, Carlota Prado.

Este caso, que en la actualidad está en vía judicial, ha vuelto al primer plano de la actualidad después de que El Confidencial publicara un vídeo de la presunta víctima en ‘el confesionario’ del programa que no fue emitido en su día y donde se comprueba que la concursante fue forzada por los organizadores del programa a visionar las imágenes de los supuestos abusos protagonizados por su ex pareja sentimental y también concursante. A continuación, el conductor del programa, con voz en ‘off’, conminó a la denunciante a mantener en silencio los hechos “por el bien de ambos”, del presunto abusador y de su víctima.

La productora del programa asegura en el comunicado que “activó los protocolos establecidos, presentó de forma inmediata la denuncia, expulsó a José María del concurso y trasladó a Carlota a un hotel donde, acompañada de psicólogos independientes y familiares, permaneció porque decidió volver al concurso, que sólo ocurrió una vez obtuvo el alta”.

Telecinco y la excusa de los hechos sin precedentes

Ahora, dos años después de los hechos, y cuando el caso está pendiente de la justicia, la dirección del famoso concurso televisivo “reconoce que la forma de comunicar los hechos a Carlota en el confesionario no fue la correcta, en un caso en el que no existían antecedentes en toda la historia del concurso en España”.

Por ello, Gran Hermano ha decidido revisar “todos sus protocolos y reforzar los equipos para eventuales situaciones de vulneración de derechos”. Mientras tanto, Mediaset España, lejos de admitir la posible vulneración de los derechos de la concursante presuntamente abusada, carga contra el principal grupo mediático de la competencia, Atresmedia, y asegura que esta fuga masiva de anunciantes se debe a “la confusión creada por la campaña denigratoria” contra el buque insignia de Telecinco.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre