Más pena que gloria en las manifestaciones convocadas por Vox este fin de semana pasado para protestar por el nuevo Gobierno de coalición. En una supuesta defensa de España, al menos la que creen suyo, se contó con la ausencia del PP, que trata de desmarcarse de la ultraderecha.

En Teruel, incluso, no pasó de 50 personas.

Vox y la plataforma España Existe congregaron este domingo en distintas ciudades de todo el territorio nacional a poco más de decenas de personas para reclamar al Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos que respete el orden constitucional y la soberanía nacional y al presidente Pedro Sánchez la detención del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y su antecesor, Carles Puigdemont.

Durante las concentraciones se leyó un único manifiesto en el que exigían al nuevo Ejecutivo que «respete la soberanía del pueblo y la Constitución, que es lo mismo que exigir respeto por la libertad, la convivencia y la igualdad”.

En Madrid tuvo lugar una de las concentraciones más concurridas, aunque no muy numerosa en la plaza de Cibeles, donde se encuentra la sede del Ayuntamiento de la capital.

El encargado de leer el manifiesto en Madrid fue el líder de Vox, Santiago Abascal, que exigió al Gobierno que, «tal y como prometió, combata a los enemigos del orden constitucional”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre