Imagen de los cortes de tráfico en Londres el pasado noviembre.

Intervenciones en las juntas de accionistas del Banco Santander y de Endesa para denunciar sus políticas a favor de las energías fósiles, escaladores colgándose de las torres de Colón y desplegando una pancarta gigante que simboliza “la factura medioambiental y social que están generando la inacción política y las empresas”… La Semana Internacional de la Rebelión Contra la Extinción, enmarcada en la campaña 2020: rebelión por el clima, y con iniciativas programadas en 45 países, arrancó con fuerza hace ocho días. Han hecho mucho ruido en diversas ciudades en las que no han faltado plazas españolas, pero ha sido en Londres, origen del movimiento, donde han han logrado hacerse oír más alto.

“La joven activista sueca Greta Thunberg pidió a la multitud reunida no se rindiera nunca en su lucha para salvar el planeta”

Según datos de la policía, hasta 1.065 personas han sido detenidas en la capital británica desde el pasado 14 de abril, cuando comenzaron unas movilizaciones que llegaron a mantener bloqueado el puente de Waterloo, que ayer volvía a abrirse al tráfico. 53 de esos detenidos se enfrentan a cargos por delitos.

Las acciones están coordinadas por el grupo de acción contra el cambio climático, Extinction Rebellion. Sus intervenciones en puntos neurálgicos de las ciudades, Oxford Circus o Parliament Square en el caso de Londres, forman parte de su campaña de “actos de desobediencia” pacíficos, con los que quieren exigir medidas que frenen lo que ellos denominan una “crisis global del cambio climático”.

Aunque esos puntos clave de la ciudad han sido ya desalojados, las protestas continúan, trasladadas ahora al sector de Marble Arch. Fue allí donde la joven activista medioambiental sueca Greta Thunberg pidió a la multitud reunida no se rindiera nunca en su lucha para salvar el planeta.

El movimiento Extinction Rebellion nació el pasado octubre a raíz de un manifiesto de un centenar de científicos en Reino Unido, y ya el 17 de noviembre conseguía bloquear los cinco puentes del centro de Londres en su protesta contra la crisis ecológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =