Han sido siete días los que ha durado la campaña de intensificación de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. Y en tan sólo una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado a 161 menores que viajaban sin usar ningún tipo de sistema de retención. Concretamente, 54 de ellos ocupaban asientos delanteros y 107 iban en los asientos traseros.

En la Estrategia de Seguridad Vial aprobada por el Gobierno para los años 2011-2020, tiene como objetivo lograr que ningún niño pierda la vida por no ir sentado en una silla adecuada a su peso y talla. Se trata de un dato verdaderamente preocupante al tratar de la seguridad de los menores. Exactamente menores de estatura igual o menor a 135 cm.

Estos datos, son para el director de la DGT, Gregorio Serrano, una constancia más de “la importancia que tenemos todas las administraciones de seguir vigilando el uso del dispositivo de seguridad que más vidas ha salvado y seguir insistiendo en educar desde las edades más tempranas en los beneficios que aporta su uso”.

Los agentes han controlado un total de 424.266 vehículos durante la semana del 12 al 18 de marzo. Además de los 161 menores que viajaban sin ningún tipo de retención, se suman casi 2.500 adultos que viajaban sin hacer uso del cinturón de seguridad.

El uso del cinturón de seguridad no debería ser cuestionado. Es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y ha demostrado ser un seguro de vida. Es muy importante que la sociedad sea consciente de que su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre