La mujer del president Jordi Pujol ha alegado, a través de su abogado, que sufre «demencia sobrevenida» y, por esta razón, solicita que la causa judicial que la investiga sea archivada. Consideran que esta demencia no le permite ejercer su derecho fundamental a la defensa, ya que ha perdido la capacidad de comprender los hechos por los que se le investiga.

En el escrito que su abogado ha presentado ante el juzgado se detalla que, debido a una caída que sufrió Ferrusola el pasado mes de agosto, las lesiones cerebrales sufridas por el politraumatismo han generado en ella una demencia sobrevenida. Se presenta informe médico para demostrar la evolución de la salud de Marta Ferrusola.

El informe médico indica que «a nivel cognitivo no reconoce de manera consistente a sus familiares cercanos» y aunque «es capaz de emitir frases», no son del todo coherentes. Puede leer, pero no comprende lo que lee. El médico considera que Marta Ferrusola «no se encuentra en condiciones de poder prestar declaración ante un tribunal por incapacidad de comprensión, tanto del objeto como de las consecuencias, así como de evocar hecho o interpretar la realidad pasada o presente sin que pueda descartarse que una situación como esta pueda generar en la paciente una situación de estrés/ansiedad que empeore todavía más su estado cognitivo».

Tanto ella como su marido, Jordi Pujol, y sus hijos son investigados por presunta organización criminal y blanqueo de capitales.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Hay que tener jeta!. Esta suprecista que iba de sobrada y según las sentencias judiciales se dedicó a enriquecerse ilícitamente porque su marido era el mandamás de Catalunya, viene ahora a dar pena. En primer lugar que devuelvan lo cobrado en comisiones ilicitas con sus intereses y después que conozca lo que se le aplica a cualquier ladrón roba-gallinas, una temporada de vacaciones en estancias estatales al abrigo de la calle. Pues lo de esta individua y familia es muchísimo más grave que lo que pueda hacer cualquier roba-gallinas en toda su existencia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre