Imagen promocional del programa de debate retirado por su baja audiencia.

Mariló Montero es, cada vez más para la dirección y los trabajadores de Canal Sur, uno de esos carísimos jarrones chinos de los que habló en su día el ex presidente Felipe González. Los coloques donde los coloques siempre molestan por muy bonitos y costosos que sean. La televisión pública andaluza, su casa originaria y en ella ahora de nuevo de regreso con polémica incluida tras un periplo por TVE durante los años dorados de Mariano Rajoy en Moncloa, no sabe dónde ubicarla para que chirríe lo menos posible, con todos los trabajadores de la casa en contra de la política de contratación y de contenidos informativos de la nueva dirección creada tras la llegada de Juan Manuel Moreno Bonilla al poder en Andalucía. El último quiebro de sus directivos ha sido hacer de ella su puntal como reportera de los informativos diarios.

La periodista navarra ha fracasado estrepitosamente en su sonado regreso a Canal Sur por las ridículas audiencias registradas por su magacín de debate político 5.C El Debate, retirado en solo unos meses de emisión de la parrilla con unos índices de audiencia media del 2,7% y un escandaloso seguimiento de 476.000 espectadores totales en los quince programas emitidos.

El director de contenidos de la casa, el también polémico periodista madrileño Álvaro Zancajo –fichado tras su tempestuosa salida de TVE por el nuevo consejo de administración de la radiotelevisión andaluza para acallar las quejas del partido ultraderechista Vox por el tratamiento que le daba Canal Sur en sus informativos– ha decidido ahora recolocar a la presentadora y periodista en los informativos diarios para realizar entrevistas desde su domicilio durante el confinamiento.

En su nuevo desempeño como reportera para servir de altavoz de afines al partido ultraderechista Vox, Montero ha entrevistado estos días, por ejemplo, al que fuera abogado de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, Adolfo Prego de Oliver, ex vocal del Poder Judicial a petición del PP, miembro de la asociación ultraderechista Denaes para la Defensa de la Nación Española y, sobre todo, conocido por argumentar que fue el ex tesorero del PP Luis Bárcenas quien, en el caso de los discos duros destruidos en la sede nacional del PP, “colocó” otro disco duro de una “virginidad total” que supuestamente “no contenía absolutamente nada” y que fue el que destruyó finalmente el PP a órdenes de Cospedal.

Esta entrevista para el informativo de Canal Sur tenía un objetivo nítido: dirigir sus críticas a la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus por el supuesto recorte de derechos sociales que conllevaría la prolongación del estado de alarma.

El último hito periodístico de Montero ha sido entrevistar a un subinspector como supuesto “portavoz sindical” de la Policía Nacional y que realmente es dirigente de Vox y ex candidato del partido ultraderechista en las elecciones autonómicas de Madrid de 2019. Alfredo Perdiguero fue apeado de las listas de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid de 2015 por sus declaraciones machistas y su defensa de las “denuncias falsas” de mujeres bajo “la recomendación de abogadas progresistas que lo que buscan es la subvención”. Actualmente, también ha sido investigado como promotor de bulos por la falta de material sanitario en la lucha contra el coronavirus.

Pese a todo el historial que acarrea este subinspector de la Policía, Mariló Montero lo entrevista para el informativo de Canal Sur con el objetivo de recoger su opinión sobre la cacerolada contra el Gobierno de numerosos ciudadanos en el Paseo de la Castellana de Madrid saltándose el confinamiento domiciliario por el estado de alarma.

Entrevista de Mariló Montero emitida en los informativos del pasado 7 de mayo al abogado Adolfo Prego, miembro de una asociación ultraderechista.

Situación insostenible de los trabajadores

La situación de la radiotelevisión pública de Andalucía está llegando a un punto insostenible, con un clima de trabajo cada vez más enrarecido y con sus trabajadores cada vez más enfrentados a los nuevos vientos que han traído los últimos fichajes externos para ocupar los principales puestos directivos. Este lunes, el Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) ha denunciado que “desde que comenzó el estado de alarma, Canal Sur TV ha dedicado 44 de sus informativos, de forma mayoritaria, a ruedas de prensa y comparecencias de las distintas autoridades políticas”.

Por este motivo, desde la sección sindical del SPA en  la RTVA y Canal Sur Radio y TV exigen al director de Contenidos y Servicios Informativos, Álvaro Zancajo, «que saque de los informativos N-1 y N-2 las ruedas de prensa que ofrecen los gobiernos central y autonómico los sábados, domingos, lunes, martes, y algún que otro día más de la semana, si no quiere seguir dañando aún más la audiencia de Canal Sur TV; y más si se tiene en cuenta que la Radio y Televisión de Andalucía tiene un canal, ATV, para prestar ese servicio”. Esta petición se la han trasladado también  al director general, Juan de Dios Mellado, a la directora adjunta de CSRTV, Isabel Cabrera, y al presidente del Consejo de Administración, Rafael Porras.

Este sindicato de periodistas asegura que los informativos que desde Canal Sur Televisión se han venido ofreciendo a los andaluces “se han convertido en un magnífico ejemplo para estudiar, en las Facultades de Comunicación de este país, el antiperiodismo y cómo se puede llegar a retorcer y pervertir el servicio público de información que debe prestar a los ciudadanos un medio público”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Su marido no es Carlos Herrera?pues ya esta dicho todo,Marilo ha parado durante años su trabajo pero su marido,Carlos Herrera,lleva a su vez años en la radio machacando a todo lo que suene izquierda y progresismo.El PP y Vox le deben mucho,asi que el pago es contratar a su mujer,efectivamente un jarron,pero de barro.
    Afortunadamente Canal Sur es vista por poca gente,es insoportable,manipuladora y su tematica pacticamente es toros,ferias,reportajes insulsos sobre pueblos y muchas resposiciones de programas.Ni un programa cultural en si mismo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre